Publicidad

Si quiere prender la mecha del boca-oreja, eche litros de gasolina en forma de publicidad televisiva

Si quiere prender la mecha del boca-oreja, eche litros de gasolina en forma de publicidad televisivaSi quiere generar conversaciones sobre su marca, hay un ingrediente que no puede olvidarse de meter en la coctelera: la publicidad televisiva. Así lo concluye al menos un reciente estudio de Data2Decisions y Thinkbox.

Según este informe, la publicidad pagada es responsable del 72% de las conversaciones incrementales sobre las marcas, mientras que los spots televisivos generan por sí solos el 51% de las conversaciones boca-oreja sobre los anunciantes.

La publicidad televisiva tiene además un efecto secundario muy positivo en el boca-oreja. La influencia de los spots televisivos sobre el boca-oreja se prolonga durante varias semanas después de su emisión inicial. Su impacto puede durar, de hecho, varios meses, por lo que anunciarse en la televisión cada tres o seis meses ayuda a las marcas a estar en boca de los consumidores mediante la fórmula del boca-oreja, informa Warc.

“La efectos de la publicidad pagada son a menudo pasados por alto por el énfasis que ponen los anunciantes en lo que es fácilmente medible y muy visible”, explica Neil Mortensen, director de Investigación y Planificación de Thinkbox.

“Esta investigación revela por primera vez lo que de verdad estimula las conversaciones de la gente sobre las marcas y deja claro que la inversión en publicidad, en particular en publicidad televisiva, es clave para lograr que el consumidor hable en términos positivos sobre las marcas”, añade Mortensen.

Las medios propios y ganados en internet amplifican los efectos de los medios pagados pues proporcionan al usuario un lugar en el que hablar libremente sobre las marcas, pero para lograr un impacto a largo a plazo en el boca-oreja la opción más eficaz son los medios pagados y dentro de estos medios el más poderoso es la televisión, subraya, por su parte, Katherine Munford, directora de Data2Decisions.

Bastante por detrás de la televisión se situán fórmulas como las relaciones públicas, los eventos, y las noticias de marcas, que son responsables del 19% del boca-oreja sobre las marcas, la publicidad display en buscadores y la publicidad de afiliación (12%) y los cambios introducidos en los productos y servicios asociados a las marcas (9%).

Por su parte, la publicidad impresa genera un plus del 4% en las conversaciones del consumidor sobre las marcas, la publicidad exterior un 2%, el mailing directo un 1,4%, el cine un 1% y la radio apenas un 0,5%.

A pesar del hincapié que las marcas ponen en los social media para generar conversaciones en torno a sus productos y servicios, el 90% de las conversaciones sobre los anunciantes tiene lugar offline, ya sea cara a cara o por teléfono.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir