Publicidad

McDonald's da la alegría de su vida a una abuela en esta campaña

La simpática abuela de esta campaña se tumba por fin a la bartola gracias a McDonald's

McDonald's debe fundamentalmente su fama a sus hamburguesas de ternera y a sus patatas fritas. Sus platos a base pollo frito son, en cambio, unos "segundones" en su menú. Sin embargo, parece que la célebre cadena de comida rápida está decidida a dar un mayor protagonismo al pollo frito (por mucho que le pese a su rival KFC). Prueba de ello es la divertida campaña que ha lanzado al otro lado del charco para vender las bondades de los nuevos "Buttermilk Crispy Tenders".

La protagonista de la nueva e hilarante campaña de McDonald’s es una simpática abuela que se libra (por fin) de tener que cocinar los domingos porque los nuevos "Buttermilk Crispy Tenders" saben exactamente igual que su pollo frito casero.

En uno de los spots que integran esta acción publicitaria, firmada por la agencia We Are Unlimited, la protagonista asegura que gracias a los nuevos “Buttermilk Crispy Tenders” tiene mucho más tiempo para sus aficiones favoritas: hacer puzles, relajarse en su confortable sillón de masaje, ir a la piscina y buscar a su media naranja en internet.

La abuela de este anuncio vuelve a hacer acto de presencia en más spots, donde personas de su misma edad disfrutan también a lo grande de la vida gracias a McDonald’s y sus deliciosos “Buttermilk Crispy Tenders”.

En el alumbramiento de esta ingeniosa campaña han participado, además de la agencia We Are Unlimited, la productora O Positive, la empresa de postproducción Cutters y el director Brian Billow.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir