Publicidad

Sixt canta una oda al innoble (y nauseabundo) arte de comerse los mocos en este spot

Sixt canta una oda al innoble (y nauseabundo) arte de comerse los mocos en este spotLos padres están lamentablemente muy familiarizados con este tipo de situaciones. Cuando viajan solos en el asiento trasero del coche, sus retoños tienen la fea costumbre (por puro aburrimiento) de hurgarse en la nariz. Pero, ¿adónde va a parar el viscoso material salido de las fosas nasales de los más pequeños de la casa cuando viajan en automóvil? En torno a esta pregunta gira precisamente un spot divertidísimo (pero algo grimoso) presentado recientemente en sociedad por Sixt.

El anuncio, con el cual la empresa alemana de alquiler de vehículos pretende poner en valor las bondades de los coches de lujo que forman parte de su flota, está protagonizado por un niña que, fustigada por el tedio de tener que viajar sola en el asiento trasero de un imponente y fastuoso BMV, invierte su tiempo excavando en su nariz.

Tras mucho escarbar, la pequeña observa con atención la sustancia pegajosa que ha quedado adherida a su dedo índice y a continuación trata de buscarle acomodo. ¿El problema? Que los elegantes y carísimos materiales del automóvil en el que viaja no invitan precisamente a ser mancillados con mocos y finalmente la pequeña opta por llevarse a la boca (qué remedio) la secreción salida de su nariz.

Detrás de este spot, que verá la luz a nivel internacional, están la agencia Jung von Matt y la productora The Marmalade.

Una ingeniosa e hilarante “landing page” con datos curiosos sobre los mocos pone la guinda del pastel al nuevo anuncio de Sixt.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir