líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La sociedad, el espejo (hecho añicos) en el que ya no quiere mirarse la publicidad

Marketing y Publicidad¿Se ha quedado la publicidad huérfana de relevancia?

La publicidad tiene un problema (muy serio) de relevancia

La sociedad, el espejo (hecho añicos) en el que ya no quiere mirarse la publicidad

¿Hasta qué punto puede vanagloriarse la publicidad de retratar el "zeitgeist" imperante en mensajes verdaderamente impregnados de relevancia?

En el último año se han gastado litros y litros de saliva hablando sobre la digitalización (hasta cierto punto forzosa) de la publicidad. Pero poco se ha hablado del fracaso estrepitoso de la industria publicitaria a la hora de retratar una tragedia colectiva que pasará inevitablemente a los libros de historia: la pandemia del coronavirus. Es casi imposible no hablar de fracaso tras contemplar el palmarés de la última edición de Cannes Lions, un palmarés en el que las campañas nacidas al calor de la crisis del COVID-19 han jugado un rol sorprendentemente insignificante.

Y surge ineludiblemente la cuestión de hasta qué punto puede vanagloriarse la industria publicitaria de retratar el «zeitgeist» imperante en mensajes verdaderamente relevantes. ¿Ha acabado quizás la publicidad trocándose en mera proveedora de imágenes vistosas y llamativas desconectadas de lo que acontece en el mundo?, se pregunta Santiago Campillo-Lundbeck en un artículo para Horizont.

En las últimas décadas se ha discutido mucho sobre la relevancia real de los premios concedidos a espuertas en certámenes como Cannes Lions. ¿Es la publicidad que por allí desfila publicidad «real» que ha llegado a ojos de la audiencia o es más bien una «creación» (más o menos farisea) concebida sobre todo y ante todo para lucir palmito en festivales? ¿Tiene realmente impacto la publicidad más laureada en el éxito de las marcas? Estas y otras preguntas seguirán siendo el germen de acalorados debates en el futuro, pero lo que parece claro es que certámenes como Cannes Lions son una suerte de «performance show» para la industria publicitaria. Y deberían mostrar a clientes potenciales lo que las agencias pueden hacer por las marcas y por el consumidor en su vida cotidiana.

¿Está la publicidad peligrosamente desconectada de la realidad?

Teniendo en cuenta esta premisa del vientre de 2020 deberían haber nacido inmejorables logros en el plano creativo. Pero esta es solo la teoría, puesto que la práctica nos cuenta una historia bien distinta. De los 38 Grand Prix y leones de Titanium entregados este año en Cannes Lions solo 7 están emparentados de manera directa con la pandemia. Las estatuillas de más pedigrí en la 67ª edición del festival han ido a parar mayoritariamente a manos de campañas que orbitan en su mayoría en torno a temas como la diversidad, la sostenibilidad y el propósito.

Esta circunstancia obedece probablemente (al menos en parte) al hecho de que la última edición de Cannes Lions ha sido receptora de no pocas campañas alumbradas en 2019 (cuando el coronavirus era solo una entelequia). Pero sorprende que después de un año en el que las pausas publicitarias han estado copadas invariablemente por el COVID-19 en Cannes Lions esa realidad haya sido tan soslayada en el que se ufana de ser el mayor festival creativo sobre la faz de la Tierra.

De la irrelevancia de la pandemia en Cannes Lions emergen dos posibles interpretaciones: que las campañas propiciadas por el coronavirus no son quizás meritorias desde el punto de vista creativo o que los criterios de evaluación por los que se rigen certámenes como Cannes Lions nada tienen que ver con los criterios que logran hacer de verdad relevante la publicidad a ojos de la audiencia.

Tanto una como otra interpretación son terriblemente descorazonadoras y dejan en muy mal lugar a una industria, la publicitaria, que debería presumir de relevancia social, pero cuya relevancia no parece ir más allá de su propio y endogámico círculo, concluye Campillo-Lundbeck.

 

Adhertising crea la canción del verano de las publicitarias que rompe estereotiposAnteriorSigueinteLa marca de agua Liquid Death hace honor a su nombre estrenando una película mortalmente terrorífica

Noticias recomendadas