Publicidad

El Sol cumple 30 años: RTVE repasa sus momentos estelares de la mano de sus protagonistas

elsol1Este año 2015, El Sol, festival iberoamericano de la comunicación publicitaria, cumple 30 años. Un largo camino para convertirse en una de las citas anuales imprescindibles de la creatividad y el ingenio latinos.

Para celebrarlo, el programa Metrópolis de RTVE ha querido recuperar algunos momentos estelares de la historia de la publicidad de la mano de algunos de sus protagonistas, destacados profesionales del sector que nos ayudarán a conocer qué ha cambiado durante este tiempo, cuál es el estado actual de la industria publicitaria en España y cómo será la publicidad del futuro.

A diferencia de otros festivales mucho más comerciales, El Sol es una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo es ensalzar los mejores trabajos creativos. Jordi Palomar, presidente del festival, recuerda con especial cariño la campaña de Freixenet protagonizada por Raquel Welch. “En aquel momento éramos todos muy pequeñitos. Ir al Sol o ir a Cannes era como un premio para los más seniors”, afirma.

En la primera edición de El Sol, celebrada en Marbella, los premios todavía no tenían el prestigio que han ido acumulando con los años pero aun así, era un festival muy, muy divertido. “El Sol nos ha enseñado a todos a vibrar con la publicidad”, asegura Miguel García Vizcaíno, director creativo de la agencia Sra. Rushmore.

Para Antonio Montero, director general creativo de Bárbara&Co, hubo una campaña que marcó un antes y un después en la trayectoria de la publicidad española, que fue Pipín de Televisión Española. “Creo que la campaña de Contrapunto nos hizo a todos mejores. Nos hizo concebir la esperanza o la posibilidad de que en España se hacían grandes cosas que podían ganar un Gran Premio en Cannes”.

La sociedad española ha cambiado mucho en las últimas décadas y con ella, la publicidad. “En los años 80 y 90, las campañas eran más frescas, más divertidas y desinhibidas. En ese momento, todo estaba por estrenar”, recuerda Vizcaíno.

Según Jordi Palomar, “antes había menos información y las marcas intentaban convencer con mensajes breves. Hoy las marcas quieren seducir al consumidor para que quiera adoptarlas”.

La aparición de internet ha revolucionado por completo el negocio publicitario. Todas y cada una de las acciones de comunicación están en la red. Y no solo eso. En la opinión de Antonio Montero, “en internet estamos nosotros, están nuestras vidas, está todo”. En definitiva, internet es el medio de los medios.

Para Fernando Vega Olmos, director creativo y cofundador de The Picnic, el momento actual es maravilloso. “Hay muchísimas cosas que hoy se pueden hacer y que antes no se podía. Sabemos muchas cosas de los usuarios que antes no sabíamos. También es verdad que se han levantado del sillón y se han puesto a caminar. Ahora estamos hablando con gente que viaja por plataformas permanentemente”.

“El público en general es reacio a la publicidad porque es intrusiva, pero cuando algo le interesa, le gusta la publicidad. Y cuando una publicidad está bien hecha no solo le gusta, sino que la busca” asegura David Caballero, director creativo ejecutivo de *S,C,P,F.

Hace unas décadas, la publicidad era una novedad para el usuario y formaba parte del lenguaje que se vivía. “Ahora mismo no. Ahora mismo o les das creatividad de verdad o no te van a responder” afirma rotundamente Mónica Moro, directora general creativa de McCann. El reto actual no es solo pensar nuevas ideas para vender, sino determinar cuál es el lugar adecuado para conectar con la audiencia.

El auge de internet y las redes sociales han cambiado por completo el panorama. “Yo sigo pensando que el spot sigue siendo el rey, la pieza más importante, la que cambia los hábitos, las actitudes y más puede cambiar los hábitos, las actitudes y generar simpatía o antipatía hacia las marcas. La televisión sigue siendo el número 1, pero hay otras maneras de comunicar” afirma Vizcaíno.

El público se ha vuelto más exigente desde la aparición de internet. El gran cambio es, según Montero, que “las marcas antes eran de las empresas y ahora son de las personas”.

La clave del éxito sigue siendo la emoción. Según Ana Hidalgo, “lo importante más es la idea, la cuentes como la cuentes. La publicidad tiene que seguir emocionando. Si emociona, vale y si no, no hemos conseguido nada”.

Y es que lo único que no ha cambiado en estos 30 años es la necesidad de generar buenas ideas. “La esencia de todo este negocio es el valor de la idea, el tono, el posicionamiento, el storytelling, el valor de la marca”. Lo que nunca va a cambiar es el reto de enfrentarse a una hoja en blanco y crear algo que consiga generar una sonrisa, saltar una chispa o hacer al espectador sentir algo. Las ideas van a seguir siendo siempre el punto de partida.

En definitiva, la publicidad ha sido, es y será siempre una profesión apasionante. “Para dedicarte a esto tienes que estar dispuesto a disfrutar mucho y a sufrir mucho” confiesa Hidalgo.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir