líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

SÓLO EL 31% DE LOS ESPAÑOLES PROBARÍAN UN PRODUCTO ANUNCIADO EN PRODUCT PLACEMENT

Redacción

Escrito por Redacción

Según un estudio realizado por Mediaedge:cia, el 31% de los españoles probarían las marcas que aparecen en las series de ficción o películas. México es uno de los países más tolerantes, con un 53% de aceptación, mientras que Francia y Holanda se muestran como los más reacios con menos de un 10%. Las edades en las que más se advierte este tipo de publicidad es entre los 15 y los 24 años, siendo ese mismo grupo de personas el que más interés muestra por probar los productos.

El emplazamiento de producto ha ido ganando seguidores no sólo en televisión, también en películas y videojuegos. La publicidad tradicional ha saturado por completo la televisión, por lo que tanto anunciantes como agencias se han visto obligados a buscar nuevas fórmulas. El coste de esta nueva forma es otra de sus ventajas. Según un artículo de Expansión, una aparición pasiva, es decir, que el producto aparezca inmóvil como parte del decorado, puede costar entre 60.000 y 10.000 euros. El precio asciende a 15.000 euros si uno de los personajes interactúa con el producto y, si la publicidad se inserta en la trama de la serie, se eleva hasta los 25.000 euros. Estos precios resultan bastante baratos si se les compara con los 62.000 euros que puede llegar a costar un anuncio de 20 segundos si es el primero de un bloque publicitario en una serie de máxima audiencia.

«Este tipo de publicidad es el que más ha crecido en la televisión norteamericana, a un ritmo de 21% anual entre 1999 y 2004», asegura a este diario Mónica Deza, directora general de la agencia de medios Universal McCann. Esta agencia ha creado Universal Programing, dedicada exclusivamente al product placement. Una encuesta realizada por este departamento desveló que el 83% de los telespectadores recuerda la presencia de algún producto o marca dentro de las series, siendo el número de marcas que se recuerdan un 5,5. La otra cara de la moneda la encontramos en el vacío legal que existe actualmente respecto a este formato. La Asociación de Usuarios de la Comunicación creen que es una práctica ilícita, ya que no se advierte al espectador de que lo que están viendo es una táctica comercial. Las cadenas de televisión están también cuestionándose esta nueva forma de publicidad de la que no se benefician. La Comisión Europea está ya trabajando en una normativa que regule la práctica.

 

"LOS SOPRANO", A LA VANGUARDIA EN MARKETINGAnteriorSigueinteAGUSTÍN CASADO ELEGIDO NUEVO PRESIDENTE DE LA JUNTA DIRECTIVA DE AIMC

Contenido patrocinado