Publicidad

¿Son los premios una droga de la que hay que desintoxicarse? Amir Kassaei (DDB) cree que sí

kassaeiDDB es una las agencias que más medallas se cuelga habitualmente en los grandes festivales publicitarios. Y eso, asegura Amir Kassaei, el director creativo global de DDB, es un problema de dimensiones gigantescas. Al fin y cabo, la publicidad poco o nada tiene que ver con los premios. En un artículo para la revista Campaign US, en la que el siempre deslenguado Kassaei no deja títere con cabeza, el máximo responsable creativo de DDB explica por qué su agencia se dejará ver bastante menos de lo habitual en los festivales de publicidad durante los próximos doce meses.

"Muchos publicitarios están convencidos de que ganar premios es una prueba de su propia eficacia como profesionales. Tanto que muchos que están dispuestos a sacrificar su propia integridad por esos premios", asegura Kassaei. A juicio del director creativo global de DDB, que los publicitarios se crean buenos única y exclusivamente por haber ganado un puñado de premios (muchas veces insignificantes) por campañas que plantea soluciones a problemas que ni siquiera existen es rematadamente absurdo.

“Nuestro sector ha perdido de vista lo que de verdad importa”, apunta Kassaei. En lugar de dejarse la piel (y su talento) en proporcionar resultados reales a sus clientes, a muchos publicitarios lo único que les importa es llevarse todos los laureles en los festivales publicitarios.

“Debemos parar toda esta locura”, demanda Kassaei. Por eso, y con el ánimo de predicar con el ejemplo, DDB, la agencia del publicitario de origen iraní, pondrá de ahora en adelante el acento en los trabajos reales para clientes también reales y frecuentará mucho menos que antes esa oda al narcisismo que son los festivales publicitarios.

“Queremos ser la mejor y más influyente empresa de nuestro sector, no la más premiada”, recalca Kassaei. Se trata, al fin y al cabo, de vender los productos de los clientes de DDB, no de vender las bondades de DDB como agencia, apostilla.

Aunque algunos publicitarios creen que, con esta controvertida decisión (la de frecuentar menos los festivales publicitarios), Kassaei intenta enmascarar de alguna manera las debilidades de su propia agencia (en Alemania, por ejemplo, DDB perdió muelle fuelle en los certámenes de publicidad durante el último año), otros colegas de profesión, como Rob Schwartz (CEO de TBWA Worldwide), el director creativo John Kovacevich o el director de arte brasileño Leo Ribeiro, han aplaudido al director creativo global de DDB por la valentía de su artículo.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir