líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Este colérico spot desata la ira del espectador para combatir la pobreza menstrual

Marketing y PublicidadFotograma del spot "Seeing red" de Hey Girls

Este spot combate la pobreza menstrual con ira

Este colérico spot desata la ira del espectador para combatir la pobreza menstrual

"Seeing red" es un anuncio específicamente diseñado para desatar la ira en el espectador e instarle a pasar a la acción para atajar la pobreza menstrual.

La pobreza menstrual es un problema que tan silente como sangrante que hace de las suyas a lo largo y ancho del planeta y es contemplado por muchos con más indiferencia que otra cosa. Trocar esa indiferencia en furia (por una buena causa) es el objetivo de «Seeing red», el último e impactante spot de la empresa social de higiene femenina Hey Girls.

«Seeing red» es un anuncio específicamente diseñado para desatar la ira en el espectador e instarle a pasar a la acción de una vez por todas con el último objetivo de atajar la pobreza menstrual (aquella que sufren las mujeres que no tienen acceso a productos menstruales por restricciones de tipo económico y social).

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

En Reino Unido, la patria chica de Hey Girls, una de cada diez mujeres no pueden permitirse el lujo de comprar productos de higiene femenina, pero esta proporción (ya de por sí preocupante) ha escalado durante la pandemia del coronavirus y afecta ya a tres de cada diez féminas.

Hey Girls, que vio la luz en 2018, lucha específicamente contra la lacra de la pobreza menstrual donando un paquete de productos menstruales por cada pack vendido.

De naturaleza tan visceral como caótica, el spot coloca bajo los focos a una chica joven y otros personajes (incluyendo una persona transgénero) que lidian en primera persona con la pobreza menstrual.

La idea sobre la que se sustenta «Seeing red», que lleva la rúbrica de la agencia adam&eveDDB, es que la ira es en realidad una fuerza motivadora, por lo que todos y cada uno de los elementos del spot (desde la gama de colores a la música utilizada) están creados específicamente para enfurecer al espectador.

«Cada fotograma del anuncio está pensado para generar la máxima ira», explica Richard Brim, director creativo de adam&eveDDB.

El equipo creativo involucrado en la creación del anuncio contó con la asesoría de Philip Gable, un psicólogo especializado en las emociones y en los aspectos motivacionales solapados a tales emociones, para desarrollar un spot que hiciera germinar de manera deliberada la simiente de la cólera en el espectador.

«A la mayor parte de la gente la ira nos resulta desagradable, pero también nos beneficia porque aquello que nos hace sentir incómodos nos hace querer también cambiarlo. Lo que hace verdaderamente única a la ira en comparación con otras emociones desagradables es que, poseídos por la ira, nos sentimos también tentados de eliminar determinados obstáculos», explica Gable.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

«Es fácil enfadar a la gente, pero queremos enfurecer a las personas de la manera adecuada para atajar de una vez por todas la pobreza menstrual», añade Gable.

«A bote pronto podría parecer que mostrar rostros enfurecidos o a personas enfadadas en el anuncio haría despertar la cólera en el espectador. Pero este tipo de imágenes desencadenan en el espectador una reacción a la defensiva que dista mucho de ser una reacción de tipo motivacional«, señala Milla McPhee, exdirectora de estrategia y planificación de adam&eveDDB.

«Por eso cambiamos mucho el anuncio ante la constatación de estos resultados. El personaje principal es una chica joven con la que el espectador empatiza fuertemente al contemplar lo horrible de su experiencia«, añade McPhee.

El nuevo y osado anuncio de Hey Girls reivindica además el poder de la ira, una emoción que habitualmente tiende a ser aplacada (en particular cuando entran en escena niñas y mujeres).

«A las mujeres se las anima muy a menudo a no enfadarse. Es una narrativa que estamos muy acostumbrados a escuchar. Pero lo cierto es que la ira puede ser buena cuando se usa para desafiar y cambiar cosas. En este caso queremos valernos de la cólera para combatir la pobreza menstrual», enfatiza Laura Rogers, directora creativa global de adam&eveDDB.

¿Genialidad o sacrilegio? El "product placement" asoma la pata en el cine clásico con la IAAnteriorSigueinteDiseño y creatividad más accesible para el consumidor general

Noticias recomendadas