Publicidad

¿Por qué la Super Bowl y los Oscars revolucionan la publicidad? Sólo diremos miedo

miedo-del-reves¿Qué tienen en común dos eventos tan dispares como la Super Bowl y los Oscars? Ambas citas consiguen reunir a millones de estadounidenses frente al televisor reforzando el sentimiento de nación como pocas veces la televisión consigue.

Dos jornadas para las que la industria publicitaria cada vez se prepara más a fondo para mostrar sus mejores galas ante estos escaparates que pueden abrirles numerosas puertas. Lo cierto es que las marcas y agencias parecen dejar a un lado todo lo que ponen en práctica los otros 363 días del año para arriesgar e intentar captar la atención de los telespectadores.

Los anunciantes parecen dispuestos a cuestionarse sus propias reglas y crear verdaderas obras maestras que consigan despertar nuestras emociones. Desde la diversión a la emotividad más 1profunda, vemos como recurren a todo tipo de historias e incluso celebridades para que los escasos (y caros) segundos de los que disponen para aparecer en pantalla se conviertan en memorables.

Algunas marcas llegan a invertir presupuestos en medios cercanos a los cinco millones de dólares contando con algunas de las agencias más reconocidas y caras a nivel global. Pero no se deje engañar por las cifras astronómicos impensables para el resto de los mortales. La Super Bowl y los Oscars no sólo atraen a las grandes marcas sino que podemos encontrarlas de todos los tamaños.

La Super Bowl cuenta este año con novatos como Apartments.com, Sun Trust Bank, SoFi Financial and Quicken Loans que debutarán al lado de los veteranos como Pepsi, Budweiser o Doritos. Vamos a ver algunas de estas propuestas escogidas por Forbes:

La publicidad en este tipo de eventos ha conseguido casi eclipsar a los verdaderos protagonistas. Las redes sociales se encargan de diseccionar al milímetro las historias y propuestas por lo que las marcas tienen que cuidar hasta el último detalle para aprobar este duro examen. Pero ¿por qué correr tantos riesgos en estos dos días en vez de trabajar sobre las bases que lo hacen el resto del año?

Algunos expertos señalan que la televisión está recuperando su esplendor y cada vez atrae a un mayor número de personas lo que se traduce en audiencias masivas y las marcas quieren ofrecerles propuestas distintas a lo que pueden encontrar siempre.

Pero lo cierto es que determinados analistas explican que no es que durante estos eventos la publicidad sea mejor que en otras ocasiones. El secreto del éxito reside en que en citas como la Super Bowl o los Oscars, los sentimientos y emociones están más a flor de piel que nunca y los usuarios perciben la publicidad de otra manera.

“Creo que lo que impulsa todo esto es el miedo”, explica Rob Feakins, hasta hace poco director creativo de Publicis. “Creativos y clientes se ven presionados por el temor a no ser lo suficientemente importantes y fracasar en estas grandes citas quedando en los últimos puestos de las encuestas. El fracaso público nunca es divertido y los anunciantes no viven bajo esta presión los otros 363 días del año por lo que dan el 100%”.

Te recomendamos
En otras webs

panda

dmexco

back to mk

beon

Reportaje Indigitall

Compartir