Publicidad

Tanto en tiempos de crisis como de bonanza económica, el humor es la principal baza de la publicidad

Los anuncios divertidos conectan mejor con el consumidor que los que despliegan otro tipo de emociones, y lo logran independientemente del estado de la economía, ya estemos en tiempos de crisis o de bonanza económica. Ésta es al menos la conclusión de un reciente estudio de Nielsen que analizó la eficacia publicitaria de más de 4.000 anuncios antes y después de la recesión económica de los años 2008 y 2009.

Según Nielsen, la publicidad divertida demostró ser un 47% más eficaz que la convencional durante la época previa a la crisis (2006-2007), y un 33% más eficaz durante la crisis (2008-2009) y después de la recesión (2010-2011).

Durante la recesión de los años 2008 y 2009, Nielsen detectó un notable incremento en la efectividad de los anuncios sentimentales, mientras que la publicidad centrada fundamentalmente en las características del producto anunciado y el precio demostró ser la más ineficaz, también durante la época de bonanza económica.

La eficacia de la publicidad de carácter sentimental y narrativo mejoró sustancialmente desde el año 2006, de acuerdo con Nielsen.

Por otra parte, y pese a que la crisis económica sigue muy presente en muchos mercados, los anunciantes tienen razones para no descuidar la publicidad. Nielsen prevé que el gasto global en consumo supere los 450 billones de dólares durante los próximos de 10 años. En 2011, el gasto global en publicidad fue de 488.000 millones de dólares.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir