Publicidad

Este anuncio de Skyn asegura que la tecnología está "asesinando" el sexo

La tecnología está matando el sexo a cortocircuito limpio, según este distópico spot de Skyn

La tecnología está arruinando el que se precia de ser uno los mayores placeres del ser humano: el sexo. Así lo advierte al menos un nuevo y distópico spot de Skyn.

La tecnología está matando el sexo a cortocircuito limpio, según este distópico spot de SkynLa tecnología está en los tiempos que corren pegada como una lapa al ser humano, que se está deshumanizando según las malas lenguas por culpa de los prodigios digitales (o más bien lastres) que tiene constantemente en derredor.

Tan peligrosa y potencialmente letal es la tecnología que está arruinando el que se precia de ser uno los mayores placeres del ser humano: el sexo. Así lo advierte al menos la marca de preservativos Skyn en un nuevo y distópico spot que lleva alojado en sus entrañas un mensaje tan repetido hasta la saciedad como sistemáticamente ignorado: que hay que apagar de una vez por todas ese pequeño tirano llamado smartphone.

El anuncio está ambientado en un futuro no demasiado lejano donde se abren paso escenas de lo más delirantes aunque perfectamente posibles a tenor de lo arrollador (y trepidante) de nuestra adicción a las nuevas tecnologías.

En el spot vemos, por ejemplo, a una pareja fundida en un abrazo cuyos miembros tienen, sin embargo, la mirada extraviada en su teléfono móvil. En otra escena una sexy bailarina (que es en realidad un holograma) canta frente a un público integrado única y exclusivamente por personas solitarias y encadenadas a la pantalla del smartphone.

Llama también poderosamente la atención una escena en la que varias parejas acomodadas en sofás parecen absolutamente entregadas a los que contemplan a través de sus cascos de realidad virtual.

El spot finaliza con la contundente frase “There’s still time to save intimacy” (Aún hay tiempo para salvar la intimidad) seguida de una imagen en la que son visibles los profilácticos ultrafinos de Skyn.

Detrás del spot están la agencia Sid Lee París y el director Terence Neale, que vuelve a hincar el diente al género distópico tras firmar una multipremiada campaña para Adidas Originals.

El anuncio, producido por Insurrection, echa raíces en la suposición (muy real al parecer) de que la gente practica ahora menos sexo que hace una generación.

“Hoy en día es más fácil contemplar las vidas de personas totalmente desconocidas en Instagram que conocer a alguien en persona. Cuando Netflix entró en escena, las relaciones sexuales experimentaron, por ejemplo, una caída del 10%”, constatan Céline y Clément Mornet-Landa, directores creativos de Sid Lee París.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir