líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y Publicidad

La publicidad en televisión, ¿una apuesta 100% segura?

La televisión, la fórmula publicitaria que menos riesgo entraña para los anunciantes

La publicidad en televisión es la fórmula publicitaria que confronta con menos riesgos a los anunciantes al disfrutar de la menor desviación (apenas un 20%) sobre el ROI promedio.

tvYa no es un medio tan pujante como acostumbraba ser antaño, pero lo cierto es que la longeva publicidad televisiva es la fórmula publicitaria menos arriesgada para los anunciantes (por su escasa desviación con respecto al ROI promedio). Así lo concluye al menos un reciente estudio llevado a cabo en Reino Unido por Thinkbox.

De acuerdo con este informe, la publicidad que halla cobijo en la televisión lineal y en las plataformas BVoD (broadcast video-on-demand) proporciona a los anunciantes una variación de apenas un 20% con respecto al ROI promedio (obteniendo resultados algo más positivos los servicios BVoD).

Esto significa que el 50% de los resultados puestos sobre la mesa por la publicidad en televisión y en los canales BVoD se mueve apenas un 20% (hacia arriba o en su defecto hacia abajo) con respecto a los valores medios de ROI.

En el caso del vídeo online la variación es cercana al 40% y se hace sustancialmente peor hasta alcanzar el 90% en el caso de la publicidad impresa.

Aunque emprendida por Thinkbox, la asociación que agrupa a las cadenas privadas de televisión en Reino Unido, y susceptible, por lo tanto, de no ser 100% neutral, lo cierto es que la investigación echa raíces en datos econométricos emanados del gasto publicitario volcado en medios por 50 marcas durante un periodo de tres años.

La televisión, el medio que mejores resultados a largo  plazo pone sobre la mesa

El informe de Thinkbox concluye asimismo que la publicidad en televisión disfruta del efecto multiplicador más alto (en comparación con el resto de fórmulas publicitarias).

Los anuncios en la pequeña pantalla dan fuelle en al menos un 20% a la publicidad que se abre paso en otros canales (y es, de hecho, la única plataforma que consigue obrar semejante milagro).

La publicidad en televisión puede, por ejemplo, espolear en un 54% el alcance de los anuncios en el cine, en un 31% la eficacia de los anuncios en internet, en la radio, en display y en los social media. Esta fórmula publicitaria aguijonea asimismo en un 22% el alcance del mailing postal, el vídeo online, el vídeo bajo demanda y la publicidad exterior.

El segundo medio con un efecto multiplicador más potente es la prensa, que aumenta hasta en un 13% el alcance de la publicidad cinematográfica y el del resto de canales en un 8%.

A corto plazo son las búsquedas las que generan un índice más abultado de ventas (29%) en las dos semanas posteriores al lanzamiento de una campaña. La televisión queda segunda en esta categoría en particular (23%), mientras que la prensa se sube a la tercera plaza del podio (10%).

De todos modos, a largo plazo es la publicidad en televisión la que goza de mayor rendimiento. En el periodo comprendido entre los 6 y los 18 meses posteriores al lanzamiento de una campaña la pequeña pantalla genera un incremento en las ventas 2,4 veces más elevado que durante las dos primeras semanas batiendo de esta manera a la prensa y a las búsquedas (merecedoras de la plata y el bronce respectivamente).

"La pared que compartimos", nueva campaña navideña de Leroy Merlín de la mano de ProximityAnteriorSigueinteEl nuevo spot navideño de Apple cuenta una historia de duelo que apela al corazón

Noticias recomendadas