líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

4 necesidades de los consumidores que las marcas deben saber para acelerar su innovación

Marketing y PublicidadUna persona sentada en el borde de una bañera

Kantar analiza las tendencias en la industria de la belleza

4 necesidades de los consumidores que las marcas deben saber para acelerar su innovación

Ana Mora

Escrito por Ana Mora

Las marcas deben prestar especial atención a estas tendencias que afloran alrededor de las necesidades de los consumidores.

La aceleración de la digitalización hace que las compañías tengan que estar en una constante persecución de las tendencias relacionadas con la innovación, el big data y la inteligencia artificial. De no estar al tanto, caen en la posibilidad de quedarse atrás y no identificar cómo se inspiran los consumidores.

Esto es lo que ha llevado a Kantar a lanzar un informe que analiza, precisamente, esos trends en el sector del beauty y su relación con la combinación de la inteligencia humana con la artificial. La finalidad del mismo es poder acompañar a las empresas en sus viajes para acelerar su crecimiento a través de esa IA.

La protección y el cuidado de la piel

La protección es ahora la primera necesidad de los consumidores y superará al bienestar, que en 2021 encabezaba las prioridades. Este impulso responde directamente a las inseguridades provocadas por la pandemia, que ha llevado a una mayor demanda de seguridad física.

La belleza siempre ha tenido presencia, pero el punto de inflexión tuvo lugar en 2016. Desde ese momento, la demanda de cosméticos se ha reducido a la mitad, mientras que la del cuidado de la piel se ha duplicado con creces.

Vemos un especial interés por los productos e ingredientes no comedogénicos, es decir, los que no obstruyen los poros. La hipopigmentación, o sea, la pérdida de dolor de la piel, es otra preocupación creciente. Es de esperar ver un aumento de la demanda de ciencia dérmica no invasiva y cosméticos que celebran al tiempo que protegen estos detalles.

La fluidez y la búsqueda de la identidad a través del maquillaje

La necesidad de una mayor fluidez va en aumento también. Tener acceso a productos y servicios cuándo y dónde se necesiten ha incrementado diez puntos porcentuales en los últimos cinco años.

Asimismo, hay un mayor interés por romper con los estereotipos y por mejorar la capacidad de expresarse, así como una necesidad de novedad. En este contexto, nos ponemos ante los productos de belleza como si se tratasen de facilitadores de la creatividad, la individualidad y el estatus.

De ahí el incremento del uso de lentillas de colores y de aquellas que imitan los ojos de los personajes de anime. El auge de la búsqueda de identidades poderosas es una de las tendencias dentro del beauty.

Asimismo, las marcas están intentando contribuir a que los consumidores creen sus identidades, bien desde un punto más natural o de una forma más notoria. Además, se están presentando modelos no binarios y drag queens para comercializar los productos.

De pasar por alto el bienestar a potenciarlo

Ha aumentado el interés por el bienestar holístico. En la belleza, este está vinculado a la salud física y mental, pero también a la forma en la que nos vemos a nosotros mismos y al entorno. En los últimos dos años, hemos presenciado el aumento de los procedimientos cosméticos y productos de belleza que se preocupan por la salud de los consumidores a largo plazo y su impacto en el medio ambiente.

El cambio hacia el cuidado de la piel significa que los consumidores quieren avanzar en el terreno de la salud mental, pero también en el de la física. Ser respetuosos con el medio ambiente y contribuir con artículos reutilizables y sostenibles son las principales preocupaciones globales de los últimos meses, mientras que el veganismo es el de mayor interés.

Las transacciones dan paso a la experiencia

Dos tercios de los consumidores mundiales coinciden en que siempre están en busca de «nuevas experiencias y sensaciones que animen sus actividades diarias«, por lo que ha subido siete puntos porcentuales desde 2017.

De este modo, se ha pasado de las plataformas transaccionales a las online experienciales. Prueba de ello son Face Gym y marcas como Ulta Beauty con su GlamLab, una herramienta de prueba virtual que ofrece un análisis de la piel y consultas personalizadas con expertos en el cuidado del cuerpo.

La belleza en un mundo pandémico presenta una narrativa polarizada. Por un lado, existe un deseo innato de continuar con los rituales centrados en el autocuidado impulsado por el bloqueo y un mayor de la autenticidad. Mientras que, por otro, los consumidores de belleza desean liberarse liberarse del conformismo; superar los límites de la creatividad y escapar con glamour a través del maquillaje.

 

Así será la nueva estructura del área de Content & Product de GroupM EspañaAnteriorSigueinte"Promovimos el primer código de conducta publicitaria para elevar los estándares de calidad", P. Reoyo (Vitaldent)

Contenido patrocinado