Publicidad

Theresa May afloja la soga del cuello a la industria publicitaria británica

photoDesde que se conociera el resultado del Brexit, la industria marketera ha dejado clara su preocupación ante las penosa consecuencias que podría implicar esta decisión para el sector.

Algunas de las voces más reconocidas como Martin Sorrel expresaron su disconformidad pero se mostraron confiados en unas negociaciones que velasen por el porvenir de las compañías de Reino Unido.

Estas negociaciones entre el gobierno británico y el resto de países miembros comienza en apenas unos meses.

Será en marzo cuando la primera ministra, Theresa May pondrá encima de la mesa su propuesta de separación, una batalla que se centra en el control de sus fronteras pero que persigue mantener un buen acuerdo comercial con el que asegurar la exención de impuestos de comercialización así como garantizar la compartición de la inteligencia y la información.

Entre los retos para los negociadores del Brexit se encuentra la necesidad de negociar sector por sector las condiciones de mercados tan complejos como el digital.

La industria, algo más aliviada tras la declaración de intenciones del gobierno, defiende ahora la necesidad de proteger la publicidad, un negocio que genera buena parte de los ingresos del país y que tiene, por tanto, una importancia esencial para el desarrollo del mercado británico.

Además, la industria publicitaria británica depende en buena medida de la Unión Europea y es que, a pesar de que cada vez se abren más nuevos mercados, el 42% de los servicios creativos se exportan a la Unión Europea y el 57% a Europa.

También advierten de la necesidad de crear acuerdos que faciliten el intercambio de talento y la atracción de nuevos inversores que quieran llegar al continente y evitar la elección de otras ciudades como Ámsterdam o Berlin como puerta de entrada.

"Algo que puede ser clave y jugar a favor del mercado de fusiones y adquisiciones de Reino Unido es que una vez el país haya negociado con otros ajenos a la UE, Reino Unido puede convertirse en un atractivo para las compañías europeas que quieran acceder a esos otros mercados. Además, con la débil situación de la libra esterlina, los ojos están puestos en las compañías británicas al ser un buen momento para realizar adquisiciones", asegura Tony Walford, partner de la firma de fusiones y adquisiciones Greensquare.

Sin embargo, a pesar de las aparentemente buenas intenciones del gobierno británico, la incertidumbre del futuro sigue planeando en el país. "De momento, la industria publicitaria seguirá bajo el escrutinio de Bruselas que, a pesar del Brexit, continuará influyendo en el mercado británico por un tiempo", comenta Paul Bainsfar, director del Institute Practitioners in Advertising (IPA) que ya trabaja en un estudio que analizará el impacto que tendrá el Brexit en la industria.

Así, a medida que May revela más detalles de su propuesta de salida, la industria se afloja la soga del cuello aunque la alerta no cesa en un negocio de 84.100 millones de libras y que genera 10 millones de libras a la hora para el país.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir