líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Tiffany se mofa de su clientela de toda la vida en su afán por tirar la caña a los centennials

Marketing y PublicidadImagen de la campaña "Not your mother's Tiffany"

Tiffany ofende a sus clientes con su última campaña

Tiffany se mofa de su clientela de toda la vida en su afán por tirar la caña a los centennials

Bajo el lema "Not your mother's Tiffany" la firma joyera ha lanzado una campaña en la que copan todos los focos jóvenes vestidas con vaqueros y camisetas con joyas de la marca a modo de lujoso complemento.

Al oír el nombre de Tiffany a nuestras retinas acuden inevitablemente las imágenes de Audrey Hepburn interpretando a la inolvidable Holly Golightly y desayunado ataviada con vestido de noche y collar de perlas frente al escaparate de la célebre joyería de lujo.

Sin embargo, parece que bajo la batuta de su nuevo CEO, Anthony Ledru, la marca Tiffany parece dispuesta a dejar atrás parte de su histórico legado. Ledru tomó las riendas de la icónica firma de joyería en enero de este año y se ha rodeado para hacer frente a este nuevo desafío profesional de Alexandre Arnault, vicepresidente ejecutivo, y de Ruba Abu-Nimah, directora creativa de Tiffany.

Bajo el lema «Not your mother’s Tiffany», la marca ha lanzado una campaña en la que copan todos los focos jóvenes vestidas con vaqueros y camisetas con joyas de la firma a modo de lujoso complemento.

La campaña tiene el foco puesto en los medios exteriores, aunque ha dado también el salto a los canales digitales.

Tiffany ofende a sus clientas de toda la vida con su nueva campaña

Sin embargo, el giro adoptado por la la filial de LVMH en su nueva y controvertida campaña ha sentado a muchos a cuerno quemado. Al fin y al cabo, la campaña hace sangre de las clientas de toda la vida de Tiffany, esas mujeres que no tienen prurito alguno en invertir 18.000 euros en un anillo que van a lucir después sus hijas, sus nietas y hasta sus bisnietas.

«No haces nuevos clientes despreciando a los que ya tienes», tuitea, por ejemplo, la inversora especializada en el ramo tecnológico Rachel ten Brink (haciéndose eco de la opinión de otros muchos tuiteros).

«Soy madre. ¿No soy suficientemente buena? ¿Soy acaso demasiado vieja? ¿Son mis valores y mis pensamientos estúpidos? ¿Es todo el mundo mejor que yo por no tener hijos? ¿O es que las mujeres mayores simplemente no valen nada y resultan desagradables?», se pregunta otra usuaria de Twitter a propósito de la campaña de Tiffany.

Los millennials y la Generación Z acapararán en 2025 el 45% de las ventas a escala global en el mercado del lujo. Sin embargo, el 55% de las ventas en este ramo de actividad (más de la mitad) seguirán corriendo a cargo de consumidores de más edad.

El tiempo dirá si a Tiffany le compensa realmente ofender a la que ha sido su fiel clientela durante décadas. Lo que está claro es que con su última campaña la marca ha conseguido estar en boca de todo el mundo (aunque no precisamente para bien).

 

Zinklar ficha a Ignasi Fernández, ex de Kantar, como CMOAnteriorSigueinteLas 10 marcas de coches que más invierten en publicidad en España

Noticias recomendadas