Publicidad

Tom Ford anuncia su nueva colección de gafas recurriendo al machismo y al sexo

Sexo y publicidad son un tándem al que recurren muchos anunciantes a la hora de dar a conocer sus productos ya que el componente sexual suele generar bastante notoriedad de cara a los consumidores. Pero si este dúo lo convertimos en un trío añadiéndole el factor "machismo", la notoriedad puede elevarse a límites insospechados, aunque no siempre vaya a resultar positiva para el anunciante.

La sensualidad está más que presente en la publicidad, aunque la mayoría de marcas se esfuercen por disimularlo. No es el caso, sin embargo, de Tom Ford. El diseñador es experto en llamar la atención y, para la campaña de primavera-verano 2012 de su colección masculina, muestra a un hombre seductor y a una mujer que, deberíamos preguntarnos si aparece ¿excesivamente entregada?

El exceso es, precisamente, lo que lleva a muchos anunciantes a decantarse por este tipo de campañas, ya que donde hay exceso hay comentarios y donde hay comentarios hay notoriedad. Pero, ¿hasta dónde se puede llevar? ¿Cuál es el límite en publicidad?

Estas son fotos tomadas por el propio Tom Ford y en las que se desvela una colección inspirada en los años 70, con prendas amplias, pero ropa interior bien ajustada, eso cuando la llevan puesta....

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir