Publicidad

Tradicional o digital, el mejor lugar para la publicidad son las pausas naturales

La gente suele decir que no le gusta la publicidad. Pero un estudio realizado en 2007 por profesores de la Universidad de California, Berkeley y la Universidad de Nueva York reveló que las pausas publicitarias, lejos de entorpecer la emisión de la programación, hacían que se disfrutara más el tiempo de consumo de televisión.

De hecho, los programas de televisión utilizan las pausas publicitarias para añadir suspense a sus contenidos y los espectadores han llegado a esperar que los anuncios y la progresión del programa se unan de forma armoniosa, haciendo que los anuncios sean parte de la narrativa. Lo que se entiende como una simple pausa natural logra permitir que los espectadores sean más receptivos a los anuncios.

En el mundo online el panorama es distinto. Los medios digitales se han convertido en un diálogo entre consumidores y creadores. Ahora, el público puede comentar, actualizar, reconocer públicamente que algo le gusta o jugar, y los productores, desarrolladores y marcas pueden responder a este feedback de una forma más rápida que nunca, actualizando, haciendo cambios e interactuando también. Si la primera era de internet trató de transferir el estilo publicitario de la prensa escrita a la red, ahora este panorama está evolucionando hacia un modelo conversacional de consumo de medios digitales basados en el diálogo con los usuarios.

Pero sí hay algo en común con la televisión: las pausas naturales en la experiencia online centrada en alguna actividad, sea en el dispositivo que sea. Estas pausas son una oportunidad única para que los anunciantes puedan aprovechar estos momentos e interactuar con su audiencia en el momento y en el lugar en el que realmente tiene sentido. Y esto, como ocurrió en el estudio de 2007, puede hacer que el consumo online se disfrute aún más. En definitiva, y como pasa en la televisión, los anuncios online también tienen un espacio propio: las pausas naturales en la acción.

Pero, ¿dónde están esas pausas? Cuando un usuario lee un blog o un medio online, no sólo está leyendo y consumiendo contenidos, sino que interactúa con los comentarios o los “me gusta”, comparte lo que le interesa y publica sus propias impresiones en sus plataformas sociales. Una vez que el usuario ha leído el contenido y ha comentado o lo ha compartido, ahí es cuando se produce una pausa natural, porque se ha finalizado un ciclo de búsqueda, lectura e interacción.

Esta búsqueda de los espacios naturales es todavía más importante en los medios móviles, ya que la relación entre usuario y dispositivo es todavía más personal. Pero también ofrecen muchísimas oportunidades en las pausas entre las distintas acciones de la experiencia móvil. No se trata de invadir el espacio móvil ni tampoco de lanzar publicidad cuando el usuario no está atento, sino capitalizar la pausa natural mientras el usuario todavía está vinculado.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir