Publicidad

Una campaña 'ilegal'

Twitter pide perdón por llevar muy lejos su última campaña en San Francisco

Pese a que algunos usuarios han aplaudido el marketing de la red social, el departamento de Obras Públicas de la ciudad no está tan contento, incluso han tildado la campaña de "ilegal".

twitter san francisco

Cien tuits hablando de Twitter han llenado las calles de San Francisco durante los últimos días. Pero no lo han hecho de la forma que le hubiera gustado a los que se encargan de la limpieza de la ciudad. Twitter ha sacado las tizas y el spray de pintura y se ha dedicado a replicar publicaciones de la compañía por las calles del lugar en el que se encuentra su sede.

Pese a que algunos usuarios han aplaudido la forma que ha tenido la red social del pájaro azul de hacer marketing, el departamento de Obras Públicas de la ciudad no está tan contento, incluso han tildado la campaña de "ilegal".

"Estos anuncios no están sancionados pero nuestras aceras no deben usarse como vallas publicitarias. Nuestros equipos de limpieza e inspección de calles han sido informados de estos anuncios ilegales y, si es necesario que los eliminemos, enviaremos una factura al infractor", ha manifestado a CNET Rachel Gordon, portavoz del departamento.

Por su parte, la directora de marketing de Twitter compartió alguna de imágenes de las pintadas en su perfil antes de que la bola se hiciera lo suficientemente grande como para que las administraciones tomaran parte en el asunto.


Un portavoz de la compañía ha declarado a través de un correo electrónico que analizarán lo sucedido: "Identificaremos los fallos en el proceso para cumplir con los requisitos de las ciudades para nuestras plantillas. Lamentamos que esto haya sucedido. Estamos comprometidos a trabajar en total conformidad con todas las regulaciones de la ciudad y estamos implementando procesos para evitar que algo así vuelva a suceder".

Gordon ha expresado también que "Twitter tiene los recursos para usar lugares apropiados para anunciar su empresa". De hecho, estas pintadas forman parte de una campaña mayor que ha comenzado en San Francisco y Nueva York en la vallas publicitarias de algunas estaciones de tránsito rápido (BART).

Outfront Media, que maneja la publicidad de BART, le dijo al San Francisco Chronicle que el tipo de campaña que Twitter está ejecutando en la estación de Powell Street durará un mes y cuesta 236.000 dólares más 85.000 de la producción.

Te recomendamos

PREMIOS EFICACIA

Enamorando

EVO Banco

Podcast

Atres

Compartir