Publicidad

Twitter se troncha de la risa con el anuncio más "embarazoso" (y ridículo) del mundo

Aunque la publicidad se pone a veces en evidencia (como le sucede, por lo demás, a todo hijo de vecino), pocas veces un anuncio se las ingenia para ser tan absurdo como para despertar la mofa de manera masiva y convertirse, por ende, en viral. Pero en ocasiones sucede el "milagro". Y el "milagro" ha venido en este caso de la mano de un anuncio con seis años de antigüedad.

El anuncio de marras, oriundo de los Países Bajos, lo creó en su día la agencia holandesa Etcetera para la célebre marca de tests de embarazo Predictor. Y basta echarle un rápido vistazo para constatar que hay algo en él que no cuadra.

La pareja que protagoniza el anuncio parece absolutamente sorprendida del resultado de su test de embarazo (positivo a todas luces). ¿El problema? Que la sorpresa no debería ser en realidad tal porque la mujer luce una oronda barriga (digna, de hecho, de entrar “ipso facto” en el paritorio).

Lo ridículamente “embarazoso” del anuncio ha conquistado a los tuiteros, que desde que el usuario Alex Romero lo rescatara del baúl de los recuerdos, no pueden parar de reír a costa de esta campaña tan “sui generis”.

Pese a que no ha alcanzado la “gloria” hasta hace bien poco, lo cierto es que el anuncio de Predictor, que lleva por lema “When you need to know”, data de 2011. Ese mismo año fue publicado en Ads of the World y despertó también las burlas de algunos usuarios, pero no tanto como para hacerse viral.

En declaraciones a AdWeek, Chris Sant, el director de arte de este singular anuncio, confiesa sentirse sorprendido de la tardía popularidad de su “criatura”. “¡Quién nos iba a decir que nuestro anuncio sería viral seis años después!. ¡Fantástico!”, dice Sant, que actualmente trabaja como creativo senior en la agencia J. Walter Thompson Ámsterdam.

Pero, ¿por qué la pareja del anuncio está tan asombrada? ¿Acaba de conocer en realidad el sexo de su bebé? Sant asegura que no, que el motivo de su genuina sorpresa no es otro el test de embarazo (absolutamente convencional) al que acaban de someterse.

“Puesto que Predictor tiene una fiabilidad del 99,9%, es mejor confiar en él que en tu propia barriga”, bromea Sant, que admite que él y sus colegas jugaron a ser deliberadamente exagerados en el anuncio.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir