Publicidad

UN ACTOR PUBLICITARIO QUE SE CONVIRTIÓ EN SACERDOTE

Jorge Molino fue durante una década el niño más famoso de la televisión: desde los ocho años protagonizó anuncios para marcas tan prestigiosas como Don Simón, Coca- Cola, Conguitos o El Corte Inglés. Hoy es un sacerdote de 32 años de la congregación La Legión de Cristo.

Su carrera como actor publicitario comenzó cuando acompañó a su hermana al rodaje de un anuncio televisivo y le preguntaron qué quería ser de mayor, sin dudarlo Jorge contestó que toda su ilusión era ser sacerdote, lo que hizo que todos se fijaran en él. Contaba entonces tan solo ocho años y nada hizo que cambiara de idea. No se dejó envolver por la fama. Afrontaba su labor de actor publicitario como una afición más pero lo que más le entusiasmaba, a pesar del paso de los años, era la idea de convertirse en sacerdote.

Al cumplir los 18 años, ya con el bachillerato terminado Jorge hizo realidad su sueño e ingresó en el seminario e ingresó en Legionarios de Cristo. Actualmente trabaja en Madrid con niños y adolescentes.

Te recomendamos

CONECTADOS

EVO Banco

Podcast

SomosQuiero

Atres

Compartir