Publicidad

Un canadiense pone su espalda a disposición de la publicidad

En una mañana de verano, el canadiense Patrick Vaillancourt decidió volverse un hombre rico. Él es un programador sin contrato fijo, divorciado, con un hijo de 9 años a quien no le puede comprar juguetes porque no tiene dinero y actualmente reside en Montreal. Además de sus propias preocupaciones, Vaillancourt se siente muy angustiado por la situación en Haití y se ha planteado enviar alguna ayuda, siempre y cuando reciba algún ingreso de manera periódica.

Debido a su situación, Vaillancourt empezó a darle vueltas a las ideas que podrían ayudarle a ganar más dinero. Su mirada se topó con el dragón en su brazo y fue entonces cuando le surgió esta idea.

La idea de tatuarse un dragón en el brazo fue una especie de acto de rebeldía, ya que a sus 14 años no soportaba la presión de sus padres y en un tatuaje, dice Vaillancourt, sintió libertad. Lo que en ese entonces no sabía es que los tatuajes en su cuerpo se convertirían en su nueva forma de trabajo. Para ello, necesitaba el respaldo de alguna organización que lo quisiera ayudar y que además tenga las herramientas suficientes para ayudar a Haití. Así, fue como Vaillancourt se puso en contacto con el director de “Care Canada”.

Para el director de esta institución, fue una sorpresa escuchar que una persona estaría dispuesta a tatuarse el cuerpo a cambio de dinero. Pero no se trata de cualquier tatuaje, se trata de poner su cuerpo a disposición de publicidad para las empresas y portales web. Actualmente, Vaillancourt tiene más de mil páginas web tatuadas en letra muy pequeña en su espalda. Aunque parezca mentira, son muchas las empresas que han solicitado que el tatuaje de su marca se realice en la cara del canadiense, pero él ha prometido que sólo se podrá “comprar” su espalda, ya que el resto de su cuerpo permanecerá libre de tatuajes.

Según declaraciones de Vaillancourt, la mitad de sus ganancias se enviarán directamente a Haití. El resto serán suyas y con ellas pretende mejorar su situación económica y familiar.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir