líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Campaña de la agencia y productora La Diferencia

Un mensaje de optimismo a la industria publicitaria bajo el hashtag #seguimoscomunicando

Pilar Ruiz de Gauna

Escrito por Pilar Ruiz de Gauna

La agencia La Diferencia ha reunido a diversos profesionales del sector en unas vídeo entrevistas en las que revelan cómo se han adaptado a esta situación.

#seguimoscomunicando

Desde el inicio del coronavirus, el sector publicitario, como tantos otros, se ha visto obligado a adaptar sus estrategias de comunicación y su forma de trabajar. Sin embargo, gracias a la tecnología y el gran talento de los profesionales que conforman la industria, durante estas semanas de confinamiento han visto a la luz nuevos proyectos a través de nuevos formatos.

Así lo refleja #seguimoscomunicando, una campaña creada por la agencia y productora La Diferencia, que pretende lanzar un mensaje de optimismo a la industria publicitaria en estos momentos complicados, dejando claro que «a pesar de las dificultades que todo el sector está viviendo, se pueden hacer y se están haciendo muchas cosas con el teletrabajo».

A esta primera parte de la campaña #seguimoscomunicando, le acompaña una segunda con una serie de vídeo entrevistas realizadas a profesionales del sector publicitario. En estas piezas, explican su visión sobre la situación y cómo se están adaptando al trabajo desde casa. Cada uno de ellos representa una de las facetas del proceso audiovisual.

La campaña cuenta así con profesionales como Sara Seguí, de Gimpera Models, la directora de casting Belén Calafell, el fotógrafo Pep Ávila, los locutores y actores de doblaje Juan Carlos y Luis Gustems e Indira Martín, producer en el estudio Moonlight, quienes ven la situación como una oportunidad de reinventarse.

#seguimoscomunicando

«El proyecto recoge la necesidad del sector de comunicar que seguimos activos y en marcha, pese a las dificultades actuales», señala Ed Antoja, Director Creativo Ejecutivo de La Diferencia y promotor de la idea, añadiendo que se trata de «un proyecto de producción propia, realizado sin muchos recursos, pero con muchas ganas de transmitir un mensaje optimista«.

«La adaptación más difícil ha sido integrarnos como equipo a distancia, por la falta de contacto humano», confiesa en la entrevista Indira Martín, de Moonlight. Por su parte, Juan Carlos y Luis Gustems, que han acondicionado su propia cabina de doblaje en casa, explican que «si no hubiera sido por esta situación, nunca habríamos comprado e instalado todo el equipo técnico. Ha sido una oportunidad que hemos aprovechado«.

El fotógrafo Pep Ávila se detiene en las ventajas de tener tiempo «para hacer aquellas cosas que siempre había querido hacer, pero no encontraba el momento…pues ahora me han forzado a hacerlas». Mientras, Belén Calafell, asegura que «cuando esto acabe, tendremos tanto trabajo que echaremos de menos los días de confinamiento; así que aprovechemos, cojamos aire y dediquémonos a lo nuestro y, luego, a por todas».

 

Abrazar la digitalización como si no hubiera un mañana: ahora o nuncaAnteriorSigueinte¿Son los CEOs y las redes sociales como el agua y el aceite? 5 claves para "emulsionarlos"

Contenido patrocinado