Publicidad

UN MUNDO GRATUITO GRACIAS A LA PUBLICIDAD

Durante la última década, los consumidores se han acostumbrado a obtenerlo todo a cambio de nada. Los masivos avances tecnológicos, principalmente internet, han contribuido a la distribución de contenido y de servicios a coste cero.

Estos factores han creado nuevos modelos de negocio basados en el acceso gratuito a productos y servicios, dando origen al Free World, un mundo gratuito. ¿En qué se basa este nuevo modelo? Muchos de ellos, en la publicidad.

Ante este panorama, el sector publicitario se encuentra ante una enorme oportunidad. Pero también implica un reto. Tal y como se señala en el Trend Maker de Universal McCann, los contenidos no sólo se han vuelto gratuitos, sino también masivos, por lo que las agencias y los anunciantes tendrán que elaborar campañas mucho más efectivas y eficientes.

El modelo de negocio es rentable. Hay miles de ejemplos de compañías que han rentabilizado sus contenidos gratuitos gracias a la publicidad. YouTube, Google y sus servicios como Gmail, Facebook y Photobucket son sólo algunos de los más conocidos. Todos ellos obtienen beneficios gracias a la inserción de publicidad gráfica, patrocinios y enlaces publicitarios.

Los consumidores: “no pagaremos nunca más”
La tendencia del contenido gratuito, hasta ahora, parece no tener fin. Existen diversos factores para que esto continúe así.
Competencia: la competencia es cada vez mayor, si uno ofrece el contenido gratis, los otros se verán obligados a hacerlo.
Planeta de la distracción: el entretenimiento se ha convertido en una necesidad básica, y para ocupar nuestro tiempo de ocio buscamos las opciones gratuitas
Cultura de búsqueda: ante tal cantidad de propuestas de entretenimiento, el consumidor tiene que elegir. Y qué mejor forma de hacerlo que buscando los contenidos más populares en sitios como los blogs.
También somos generadores: si los anunciantes no ofrecen contenidos gratuitos, los consumidores se las ingenian y producen sus propios contenidos. Un estudio de Universal McCann estima que cuando termine 2008, 248 millones de usuarios de internet habrán subido imágenes a la web, 184 millones habrán abierto un blog y 183 millones habrán subido un vídeo.
Plataformas: el que los consumidores generen su propio contenido se debe a que cada vez cuentan con más plataformas para hacerlo. Una vez que se les inserta publicidad, dichas plataformas, como YouTube, se convierten en máquinas de dinero.
Todos piratas: lo que puede ser visto como el peor mal, los consumidores lo ven como su gran aliado. Se trata de la piratería, vista con malos ojos pero que muchos practican. Una investigación de Universal McCann demostró que un 55% de la gente se descarga de forma ilegal música y un 45% contenidos audiovisuales, frente al 38% que compra discos y el 25% que paga por ver la televisión.

Está claro que el consumidor no quiera volver a pagar por lo que hoy puede obtener gratis. Otra investigación de la misma agencia revela que sólo un 13% pagaría por acceder a contenidos en la red, frente al 71% que dice preferir ver publicidad si el contenido sigue siendo gratuito.

La publicidad lo hace posible
Está claro que si el Free World es posible es gracias a la publicidad. El sector tiene aquí una gran oportunidad, enriqueciéndose a la vez con los nuevos e innovadores formatos. Con Facebook, por ejemplo, los anunciantes pueden llevar a cabo campañas personalizadas gracias a la segmentación tan apurada que ofrece la plataforma. ¿Cómo sacar mayor partido a esta realidad?

Acercarse al consumidor: los anunciantes tradicionales aún tienen temor de acercarse al consumidor en este nuevo escenario. Pero ha habido quienes se han atrevido y han acertado. Intel creó una página en MySpace para promocionar bandas de rock. En un año consiguió seis millones de visitas. La mejor forma de acercarse a ellos es a través de contenidos de entretenimiento generados por la marca.
Contenido gratuito: mientras más contenidos gratis haya en internet, menos tiempo pasarán los consumidores frente al televisor, teniendo como consecuencia un aumento del presupuesto en la red.
Destacar: en un mundo gratuito, pero de contenido masivo, es cada vez más difícil. Por esta razón, cada vez cobra más importancia la fuerza de una buena idea creativa, que tenga ejecuciones múltiples y en la que el consumidor pueda participar.
Las marcas necesitan crear: el futuro del marketing pasa por que las marcas dejen sólo de exhibirse y pasen a la acción a través de la generación de contenidos de entretenimiento. A través del branded content, las marcas logran conectar con el consumidor, haciéndoles vivir una experiencia positiva, útil y entretenida, lo cual les ayudará a sobre salir entre el resto de anunciantes.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir