Publicidad

The Dinnertime Negotiator, la última campaña de Heinz

Un negociador, protagonista del último spot familiar de Heinz

Un negociador, protagonista del último spot familiar de HeinzMuchos niños son tan adictos a acompañar cualquier planto con ketchup que, quedarse sin esta salsa puede suponerles todo un drama. Heinz ha querido mostrar de manera cómica esta situación que experimentan algunas familias en su último anuncio.

“The Dinnertime Negotiator” es el nombre que le ha dado la agencia Taxi a esta original campaña. El spot principal de la campaña está protagonizado por Jack Cambria antiguo negociador de crisis del departamento de policía de Nueva York.

Como si de un problema real se tratase, Cambria aparece serio al inicio del anuncio diciendo “estoy aquí para ayudar si te encuentras en una situación similar”.

Tras ello, aparece una familia con un niño pequeño cenando juntos. Cuando el pequeño se da cuenta de que no queda ketpchup para acompañar sus Nuggets, los padres piensan que se va a desatar todo un caos.

Un negociador, protagonista del último spot familiar de Heinz

Ahí es donde cobra sentido el papel de Cambria. El negociador ofrece una serie de consejos para que los padres puedan lidiar con el pequeño sin que lleguen a hacer todo un drama de la situación.

De esta forma, se ve cómo los padres van siguiendo todas las recomendaciones que les da Cambria (apelar a los sentimientos del niño, culparse el uno al otro por no haber comprado otro bote de kétchup…). No obstante, no tienen éxito, ya que, con cada consejo que siguen, el niño se muestra más enfadado.

El spot da un giro inesperado cuando aparece en la cocina familiar Jack Cambria haciendo una última recomendación: contar siempre con un segundo bote de kétchup a mano para evitar estas situaciones.

Con este spot, Heinz ha pretendido reflejar, de manera cómica, uno de los peores aspectos de la sociedad de consumo: la sociedad está tan acostumbrada a que no le falte un plato de comida en la mesa. Por ello, resulta gracioso ver cómo un niño se enfada porque no queda kétchup en vez de triste.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

JCDecaux

Katapult

Compartir