Publicidad

Un siniestro Tío Sam protagoniza la campaña conservadora para desprestigiar el Obamacare

En un giro un tanto bizarro, un grupo conservador estadounidense, ha utilizado uno de los símbolos más apreciados por los americanos para convertirlo en un personaje de pesadilla, todo para tratar de sabotear la ley de Asistencia Sanitaria Asequible de Obama.

Dos vídeos lanzados ayer en YouTube muestran a un Tío Sam, convertido en un inquietante doctor. En el primero de ellos, llamado "The Exam", aparece una mujer joven que está apunto de realizarse una revisión ginecológica cuando de repente aparece un Tío Sam de apariencia un tanto maníaca de entre sus piernas. En el segundo, llamado "The glove", el mismo Tío Sam aparece detrás de una camilla con un guante de látex, en la que está tumbado un chico sin pantalones que espera un tacto rectal. La frase final de ambos anuncios es "Don't let government play doctor" (No dejes que el gobierno haga de médico).

Estos anuncios forman parte de una campaña de Generation Opportunity, un grupo con base en Virginia que tiene como objetivo convencer a los jóvenes que se queden fuera del cambio de ley. La campaña cuenta con un presupuesto de 750.000 dólares.

Estos anuncios ya han provocado repulsión entre los grupos liberales. Para el presidente de NARAL, Ilyse Hogue, "El nuevo anuncio de Generation Opportunity no sólo deshonra a este símbolo americano sino que compara la nueva ley con el asalto sexual".

Pero para David Pasch, portavoz de Generation Opportunity, la organización está agradecida por la atención que se le ha prestado, "en menos de 24 horas hemos conseguido un millón de visitas en YouTube", declaró.

A partir del 1 de enero de 2014, bajo la nueva ley, aquellos que no se inscriban al seguro de salud tendrán que pagar o bien 95 dólares o el 1% de los ingresos familiares a través del Servicio Interno de Impuestos. La multa irá aumentando a partir de ese momento.

Los esfuerzos de Generation Opportunity para tirar por tierra la ley de Obama, se han fijado en este aspecto tan vulnerable. Las aseguradoras necesitan gente joven para amortizar sus operaciones y actualmente, debido a la crisis, los jóvenes recién graduados han visto reducida su capacidad adquisitiva, por lo que los seguidores del gobierno se las tendrán que arreglar para convencer a los jóvenes, de que con los subsidios gubernamentales para los salarios más bajos, el gobierno les ayudará a cubrir este nuevo gasto sanitario.

Te recomendamos

A3

FOA

Recopilatorio

Mundial

Compartir