Publicidad

Una campaña protagonizada por una madre con demasiados pechos desata la polémica en Reino Unido

Una campaña protagonizada por una madre con demasiados pechos desata la polémica en Reino Unido¿Una bebida que “quita la vergüenza”? Así es como se quiere posicionar Irn-Bru, un refresco carbonatado de origen escocés que se distribuye también en Reino Unido, Australia y Estados Unidos.

En su último spot, la característica bebida escocesa ha utilizado los grandes pechos de una madre como factor generador de vergüenza para un adolescente ante sus embelesados amigos. Durante los cuarenta segundos de duración del anuncio el adolescente va superando situaciones cada vez más vergonzosas gracias a la ingesta de Irn-Bru, que según su propio lema “ayuda a superar todo”.

El spot peca de estúpido, pero ¿es censurable? Este anuncio ha registrado casi doscientas quejas ante la autoridad reguladora de la publicidad (ASA), pero ésta ha denegado su prohibición, ya que no considera este anuncio ofensivo ni insinuante.

El polémico spot, que ha sido creado por la agencia situada en Edimburgo The Leith Agency, es considerado por la marca de bebidas como inofensivo y que “pretende mantener el estilo de humor descarado al que Irn-Bru tiene acostumbrados a sus clientes”.

De todos modos, un poco de polémica siempre viene bien para generar difusión y expectación gratuitas para los anunciantes. Muchas marcas juegan con la ambigüedad y polémica para hacer más sonadas sus campañas y crear una imagen de marca “rebelde” y transgresora.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir