Publicidad

Una infecciosa bacteria protagoniza esta "repugnante" pero aleccionadora campaña

LEMZLa agencia holandesa LEMZ se las ingenió en 2013 para copar titulares en todo el mundo con la genial campaña “Sweetie” para Terre des Hommes, que logró poner nombres y apellidos a 1.000 pedófilos utilizando una niña virtual como señuelo.

Pues bien, LEMZ ha vuelto a poner su genio creativo en una rompedora campaña para el Centro de Nutrición de Holanda que seguro que más de uno le ha dibujado una mueca de disgusto en el rostro.

¿El objetivo de la campaña? Alertar al consumidor de los peligros de las bacterias invisibles, unas bacterias invisibles que intoxican cada día a más 2.000 personas en Holanda.

Con el fin alertar del peligro de estas bacterias, LEMZ decidió hacerlas visibles en una campaña que la agencia holandesa define como “la más sucia” de su historia.

Con el objetivo de ayudar a la gente a prevenir las intoxicaciones alimentarias, LEMZ creó carteles infectados con bacterias que es habitual encontrar todos los días en las cocinas holandesas. En estos singulares y algo repugnantes carteles publicitarios las bacterias eran a su vez portadoras de los mensajes para evitar la entrada de tan repulsivas invitadas en la cocina.

Aunque no muy agradable a la vista, no se puede negar la contundencia de la campaña propuesta por LEMZ.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir