líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Una marca de detergente demuestra en una ingeniosa campaña que su poder antimanchas ataca también al racismo

cifA veces, más que embellecer las ciudades, los grafitis contribuyen a afearlas. ¿El problema? Que en los grafitis que decoran las paredes de muchas grandes urbes se cuelan muy a menudo palabras racistas que rezuman odio. En Rumanía, por ejemplo, los grafitis contra minorías étnicas como los judíos y los gitanos campan a sus anchas en muchas ciudades. Consciente de esta problemática, que expone a diario al racismo a muchísimos niños, la marca de productos de limpieza Cif ha decidido coger el toro por los cuernos e intentar ponerle coto con lo que mejor sabe hacer: limpiar.

La marca, filial de Unilever, se ha sacado de la chistera una ingeniosa app que permite al usuario fotografiar grafitis y localizarlos en el mapa para que un equipo de limpieza se desplace al lugar del «delito» y los limpie.

Gracias a esta campaña publicitaria tan poco convencional, Cif han conseguido limpiar de grafitis racistas hasta 385 emplazamientos. Su eslogan, “Cif cleans Romania” (Cif limpia Rumanía), no podía ser en este caso más real. Está claro que, cuando quiere, la publicidad puede ser un poderoso agente social.

Esta campaña tan comprometida lleva el sello de MRM / McCann.

http://www.youtube.com/watch?v=wZz5KEVy3b0

El cierre de los canales de la TDT provoca una 'mudanza' de la audienciaAnteriorSigueinteOJD Interactiva audita la primera red de digital signage de Neo Advertising

Noticias recomendadas