Publicidad

Una marca de lencería entra al trapo en la crisis de Ucrania y pide a Putin que anexione corazones y no países

vladimirLa crisis de Ucrania aterriza también en la publicidad, pero afortunadamente de forma mucho más pacífica que lo que dan a entender las cruentas escenas de batalla de las que ha sido testigo el país eslavo en las los últimos días.

La marca alemana de lencería Blush ha decidido hacer suyos los enfrentamientos entre los separatistas prorrusos y el gobierno interino de Ucrania para intentar calmar unos ánimos que se recrudecen por momentos en el país del este de Europa y que se han cobrado ya varias víctimas mortales.

“Querido Vladimir, anexiona corazones, no países”. Ésta es la leyenda que puede leerse el último anuncio de Blush, en el que destaca la imagen de una sensual joven posando en ropa interior.

blush

¿Servirá este anuncio para que Vladimir Putin, el presidente de Rusia, dé su brazo a torcer en Ucrania? Lo dudamos, pero hay que aplaudir en todo caso la valentía de Blush y la agencia Glow en esta controvertida campaña publicitaria.

No es, de todos modos, la primera vez que Blush echa mano de la actualidad internacional para sazonar de polémica su publicidad. En el pasado la marca ha abordado sin tapujos en sus anuncios temas espinosos como el escándalo de las escuchas de la NSA, la detención de Pussy Riot y la inmigración en Suiza.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir