Publicidad

Una marca de refrescos llena las calles de toallas y chanclas disfrazadas de publicidad para que la gente las "robe"

l&pMientras en el hemisferio norte aguardamos impacientes a que llegue la primavera, en el hemisferio sur el verano está dando ya sus últimos coletazos. En Nueva Zelanda, por ejemplo, los niños ya han regresado al colegio, síntoma inequívoco de que el estío se aproxima peligrosamente a su fin. Sin embargo, la marca de refrescos L&P quiere que los neozelandeses apuren al máximo los últimos días de verano y para ello ha lanzado una curiosa acción publicitaria.

L&P decidió llenar las calles de anuncios con una curiosa vuelta de tuerca. Adosados a ellos había chanclas y toallas de llamativo color amarillo que los transeúntes tenían la oportunidad de “robar” para saborear los últimos días de verano.

La campaña, que lleva el sello de Saatchi & Saatchi Nueva Zelanda, es tremendamente sencilla, pero también tremendamente eficaz porque ofrece al consumidor algo a lo que agarrarse para recordar que el verano no ha llegado todavía a su fin y que hay que disfrutarlo al máximo.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir