Publicidad

Una moribunda Nueva York resucita gracias a la donación de órganos en un spot que le encogerá el corazón

Long Live New YorkLos anuncios para ONGs son a veces auténticos regalos para la vista. Y este para la red neoyorkina de donación de órganos Long Live New York es no sólo un regalo para la vista sino también una joya publicitaria en toda regla.

Y no es para menos. Porque el maravilloso spot animado que le proponemos a continuación lleva nada más y nada menos que la firma de Laurent Witz, galardonado este año con un Oscar en la categoría de mejor spot animado por Mr. Hublot.

El spot, que bien podría ser merecedor de un Oscar, se abre con una imagen del famoso reloj que preside la no menos famosa Estación Central de Nueva York. Sin embargo, el corazón de este reloj está enfermo y apenas se escucha ya su “tic tac”. La enfermedad de este reloj, todo un icono de la Gran Manzana, se deja notar también en las calles de Nueva York, cuyos edificios y llamativas señales luminosas comienzan a venirse abajo.

Aun así, y en medio de la tragedia, los neoyorkinos idean un plan maestro para devolver a la vida el “corazón” de su querida ciudad. Un plan maestro que pasa, como no podía ser de otra forma, por la donación de órganos.

A través de este grandioso spot, creado por la agencia Young & Rubicam, Long Live New York trata de concienciar a los neyorkinos de la importancia de la donación de órganos. Una importancia de la que los habitantes de la gran metrópoli estadounidense no parecen ser conscientes. No en vano, y según datos de Long Live New York, sólo el 23% de los neoyorkinos son donantes de órganos.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir