Publicidad

Una pareja gay protagoniza una campaña sueca para anunciar el cambio de dirección postal

En 1989 un joven francés y un joven sueco se enamoran en París. Es la era pre-mail y pre-internet y, a pesar de vivir un bonito romance, cuando Kjell vuelve a Suecia se acabó el contacto. En realidad, el joven francés no dejó de escribir a Kjell cartas de amor en las que le ofrecía que vivieran juntos en París, pero el sueco nunca recibió ninguna de estas cartas porque se cambió de dirección y finalmente terminó llevando una vida aburrida con su mujer Britt-Marie.

Una historia que suena a remake sueco de 'Brokeback Mountain', pero que en este caso forma parte de la campaña creada por el Gobierno de Suecia para convencer a los ciudadanos de la importancia de informar de sus cambios de residencia y así no perder la correspondencia importante. Eso sí, parece que todavía habrá que esperar años para poder llegar a ver una campaña del Gobierno protagonizada por una pareja homosexual.

[fbcomments]
Te recomendamos

Cannes

Outbrain

el sol

A3media

FOA

Compartir