Publicidad

Una termita gigante y sus chistes malos protagonizan este spot

Una termita gigante cuenta chistes malos en este anuncio de Orkin

termitaOrkin, compañía estadounidense de control de plagas y termitas, parecía haber exterminado hace mucho tiempo a los insectos parlanchines a tamaño humano que aparecían en sus anuncios, dando entre risa y miedo. Después de todo, las rarezas animatrónicas no han aparecido en su publicidad desde el año 2012. Pero, al parecer, por lo menos una termita de tamaño colosal ha sobrevivido al exterminio, y ahora se dedica a la comedia, o eso intenta más bien, en la nueva campaña digital obra dela agencia de Dallas, The Richards Group.

Tomando el escenario de una noche de micrófono abierto, la terrorífica pero también cómica criatura no consigue arrancar a sus espectadores ni una triste risa, ni siquiera por pna. Esto no es demasiado sorprendente, pues sus chistes son del tipo “¿Por qué las termitas no beben café?”. La respuesta es “porque la cafeína nos convierte en jitterbugs”. El Jitterbug es un término que acoge las modalidades del baile del Swing, popular en Estados Unidos durante las décadas de los 30 y los 40. Ante tal demostración de humor, lo único que pueden sonar son grillos.

Además, la termitas tiembla y hace extraños sonidos, como si chasqueara o masticara, lo que ayuda a transmitir el mensaje del spot. “Las termitas no son divertidas. 5.000 millones al año en daños no es algo que cause risa”, señala el último mensaje del anuncio. Según Orkin, las termitas dañan alrededor de unos 600.000 hogares al año.

“Lo grabamos en un club de comedia real, en Los Ángeles”, señaló David Morring, creative director de The Richards Group y copywriter del spot, según Adweek.com. “El club era muy pequeño, la termita resultaba incluso demasiado grande para el escenario”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir