Publicidad

Para Unilever, la publicidad dificulta el progreso si hablamos de igualdad de género

igualdad-de-generoLos estereotipos de género se erigen como uno de los grandes retos a los que tiene que hacer frente la industria publicitaria. En pleno siglo XXI, somos testigos de cómo muchas marcas continúan recurriendo a clichés que únicamente contribuyen a la desigualdad.

Obligado ante una reciente purga de los estereotipos presentes en su propia publicidad, Unilever ha desarrollado un estudio a nivel global para analizar precisamente esta situación. La principal conclusión que extraemos es que es la propia industria la que está impidiendo que se rompan los estereotipos de género entre hombres y mujeres.

Casi el 70% de los 9.000 hombres y mujeres que han participado en el estudio (muestra procedente de ocho mercados), piensa que el mundo sería un lugar mejor si los niños y niñas no fueran expuestos a estos clichés por parte de las acciones de marketing y publicidad.

“Estamos inmersos en un viaje para alcanzar una mentalidad ‘unstereotyped’ tanto dentro como fuera de nuestra compañía”, explica el director ejecutivo de Unilever, Paul Polman. “Pero no podemos hacerlo solos. Pedimos un esfuerzo consciente y real a individuos, gobiernos y empresas para luchar contra los estereotipos que alimentan la desigualdad y actúan como freno al progreso”.

El estudio completo se presentará en el Foro Económico Mundial que se celebra estos días en Davos (Suiza). Su presencia en la importante cita responde a su deseo de demostrar la capacidad de la publicidad para influir en el cambio a escala global.

El papel de la publicidad en el cambio

Una filosofía que el mayor anunciante del mundo ya aplica a sus marcas. Algunas de estas están creciendo hasta un 30% más rápido que otras precisamente por apostar por este tipo de pensamiento.

“Hemos comprobado en primera persona el poderoso papel que puede desempeñar la publicidad a la hora de conformar las normas sociales. Por este motivo lanzamos la iniciativa #Unstereotype”, afirma Keith Weed, responsable de marketing y comunicación de Unilever. “Esta nueva investigación subraya además la importancia de abordar los estereotipos no solo desde el lugar de trabajo sino también más allá”.

Retomando de nuevo la encuesta, vemos que el 67% de las mujeres se sienten presionadas para superar los estereotipos de género. Consideran que los hombres, en muchas ocasiones, no están haciendo lo suficiente para combatir de su lado en esta batalla.

El 55% de los hombres y el 64% de las mujeres consideran que los hombres no se critican entre sí cuando son testigos de este tipo de comportamientos. Y es que hay muchos prejuicios relacionados con las mujeres que están férreamente asentados en la sociedad. Una difícil barrera de superar para más del 50% de las mujeres participantes en el estudio.

Si bien el informe indica que los hombres son más prudentes ante el debate de la igualdad de género, la presencia de estos estereotipos amenaza a día de hoy cualquier progreso que se realice.

Más de siete de cada 10 hombres y el 55% de las mujeres creen que los hombres son la mejor opción para elevar este debate a altas instancias.

“Los estereotipos y las normas sociales tienen un enorme impacto en la igualdad de género a nivel global”, expresa Weed. “Ya sea consciente o inconscientemente, la forma de pensar de todos está sujeta a sesgos. Esto surte efectos en el 60% de las mujeres y el 49% de los hombres que han señalado que los estereotipos les afectan tanto a nivel personal como profesional”, concluye Weed.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir