Publicidad

VANCOUVER 2010 NO PARECE QUE VAYA A SER UN FESTÍN PUBLICITARIO

Si las últimas Olimpiadas supusieron todo un fenómeno publicitario, la próxima edición de los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebran en Vancouver, Canadá, en 2010, estará mucho menos animada en lo que respecta a la publicidad.

Los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008 supusieron una avalancha de pretendientes al patrocinio, mientras que en el caso de Vancouver 2010, a dos meses de la celebración de los juegos, aun quedan opciones de patrocinio libres. El presidente de la consultora especializada en patrocinio deportivo Sport + Markt, Hartmut Zastrow, aclara que la atención que reciben las Olimpiadas de invierno es mucho menor que la que reciben las Olimpiadas de verano. Es lógico: acuden menos países participantes (80 frente a 200), se libran menos modalidades de competición (86 frente a 302) y participan menos atletas (2.800 frente a 11.100).

Además, si se compara el momento por el que pasa el país anfitrión, Canadá no resulta tan prometedora como China en la actualidad: no tiene tantísimos habitantes, ni está en un momento de expansión económica. Para más inri, el evento tiene un serio competidor: el Mundial de Fútbol de Sudáfrica, el gran evento global del deporte rey. Como explica Zastrow, “todo apunta al Mundial de Sudáfrica. Vancouver apenas tiene presencia en la prensa del sector de la comunicación”.

Pero este consultor espera que crezca el interés por Vancouver 2010: “Los Juegos Olímpicos han demostrado hasta el momento que son capaces de movilizar a la gente a corto plazo”, según cita el medio especializado Horizont.

La realidad es que la demanda de patrocinios que está recibiendo en los últimos tiempos el Comité Olímpico Internacional (COI) se encuentra algo estancada. A pesar de la cercanía a Estados Unidos del país anfitrión de los próximos juegos de invierno, tres de los principales patrocinadores estadounidenses se fueron tras concluir el evento de 2008: Kodak, la aseguradora Manulife y Johnson & Johnson. Si esta ‘huida’ se debe a la crisis o al propio evento, resulta difícil de determinar; hay que tener en cuenta que la polémica rodeó la última celebración olímpica por las acusaciones de vulneración de derechos humanos en China y el problema del Tíbet.

Sin embargo, sigue llegando mucho dinero a la organización olímpica. El presidente de la comisión de marketing del COI, Gerhard Heiberg, ha señalado que, a pesar de la caída de tres de los principales patrocinadores, las cajas olímpicas albergan 883 millones de dólares, 17 millones más que entre 2005 y 2008. Heiberg confía en que se volverá a alcanzar la marca de los 1.000 millones y en que dos o tres nuevos patrocinadores se subirán al trineo.

Tampoco el comité de organización de Vancouver 2010 (Vanoc) se puede quejar: de sus 1.600 millones de presupuesto, casi la mitad proviene de los ingresos por patrocinios de empresas canadienses.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir