líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

MullenLowe lucha contra la contaminación marina con un videojuego

En este videojuego de MullenLowe un pulpo deja los océanos como los chorros del oro

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

MullenLowe ha lanzado un videojuego ("Coral Greef") en la que un pulpo limpia de residuos plásticos los océanos (y no sólo en el plano metafórico).

mullenloweEl pasado 8 de octubre se celebró el Día Mundial del Pulpo, una de esas efemérides estrafalarias y divertidas a partes iguales que van dirigidas a nichos muy concretos (y que el común de los mortales ni siquiera sabe que existen).

Entre los amantes insignes del pulpo (que probablemente hay unos cuantos repartidos por todos los rincones del planeta) figura la agencia MullenLowe, que no en vano tiene un octópodo como logo.

Por eso MullenLowe ha decidido aprovechar la coyuntura (la celebración del Día Mundial del Pulpo y su especial relación con los cefalópodos) para llamar la atención sobre el gravísimo problema que constituye la contaminación por plástico de los océanos (donde se da la circunstancia que viven los pulpos).

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

La agencia se ha sacado de la chistera un videojuego, «Coral Greef», que permite a los jugadores controlar el pulpo de MullenLowe y a Sandy el Cangrejo para pescar residuos plásticos y limpiar los océanos.

Los jugadores deben maniobrar sobre el agua y arrojar el anzuelo sobre el agua en el momento adecuado a fin de capturar bolsas y botellas de plástico.

Consiguiendo puntos extra los jugadores tienen la oportunidad de arrojar bombas de limpieza sobre el agua para arrancar de cuajo kilos y kilos de basura.

Aunque el videojuego, de estética vintage, constituye por sí mismo una fenomenal diversión, MullenLowe se ha propuesto hacerlo verdaderamente útil comprometiéndose a donar 5 dólares a la ONG Plastic Oceans International por cada persona que comparta su puntuación en «Coral Greef» en las redes sociales. La agencia ha fijado, eso sí, una cantidad tope de 5.000 dólares.

 

La retención y la satisfacción del cliente, los "chivatos" de una buena customer experienceAnteriorSigueinteMerchandising, sí, pero sostenible

Contenido patrocinado