Publicidad

Volkswagen mete la pata con un Instagram Story tildada de racista

A Volkswagen le caen chuzos de punta por una Instagram Story racista

En la Instagram Story que ha colocado a Volkswagen en el disparadero la mano gigantesca de una persona blanca empuja sin ningún tipo de miramientos a un diminuto hombre de raza negra.

volkswagenLa gigantesca mano de una persona blanca empuja sin ningún tipo de escrúpulos a un diminuto hombre de raza negra. Así es el sucinto (y hasta cierto punto macabro) resumen de la historia de Instagram por la que Volkswagen ha sido noticia (y no precisamente para bien) en las últimas horas.

La Story de marras forma parte de la ambiciosa campaña presentada en sociedad por Volkswagen en diciembre del año pasado (con la agencia Voltage al mando) para vender las bondades de su nuevo Golf.

Ante las sonoras protestas de muchísimos usuarios de Instagram, la historia (que vio la luz ayer en esta red social) ha sido sepultada ya por el fabricante automovilístico alemán (si bien quedan vestigios de ella en la red de redes).

Las criticadísima historia, de 10 segundos de duración, muestra una mano humana de dimensiones colosales empujando a una persona en la calle, agarrándola por la cabeza y llevándola de vuelta al edificio del que parece haber salido.

Aunque la descripción de esta escena es ya de por sí bastante desagradable (y no tiene además un ápice de gracias), lo que la convierte en racista (a ojos de muchos usuarios) es que la mano gigante corresponde a una persona de raza blanca, mientras que quien recibe empellones sin ningún tipo de miramientos es un hombre de raza negra.

Para colmo de males el edificio (una cafetería en realidad) al que es empujado el hombre de color se llama "Petit Colon", lo que saca de nuevo a colación el presunto afán invasor y colonizador del hombre blanco.

Suspicacias racistas al margen, lo cierto es que "Petit Colon" es una cafetería muy conocida emplazada en el distrito de los teatros de Buenos Aires.

Ante las aceradísimas críticas que de manera inmediata suscitó la Story (que se publicó también en Twitter), Volkswagen no tardó en retirarla y respondió asimismo a los airados comentarios de los usuarios: "Como podéis imaginaros, nos sorprende y nos deja en shock que nuestra Instagram Story haya sido malinterpretada de esta manera".

"Comprendemos la indignación y la ira que ha desencadenado el vídeo. Y está fuera de toda duda: el vídeo resulta equivocado y de mal gusto. Nos distanciamos de él y pedimos disculpas por haberlo publicado. Aclararemos cómo pudo pasar esto y habrá por supuesto consecuencias", asegura Volkswagen en un comunicado.

La marca germana enfatiza además que siempre ha batallado contra toda forma de racismo, xenofobia y discriminación. De hecho, "muchas iniciativas dentro de nuestra compañía promueven la diversidad, la integración y la cooperación sin prejuicios entre personas", recalca Volkswagen.

Aun así, y pese al "mea culpa" entonado por la empresa de automoción, en internet muchos usuarios siguen soliviantados por su la polémica Instagram Story.

Te recomendamos

Coronavirus

LiveMD

Outbrain

Podcast

FOA

Compartir