Publicidad

Wi-Fi y detección de imágenes convierten a Reino Unido en el "Minority Report" de la publicidad exterior

Minority-ReportLos avances que se están produciendo en el desarrollo de tecnologías que permiten la detección de imágenes, están ofreciendo una segunda juventud a uno de los formatos publicitarios más antiguos del mundo: la cartelería.

Ocean Outdoor, una de las mayores compañías de cartelería digital de Reino Unido, lanzará el próximo mes de septiembre un sistema de publicidad que aparecerá en algunas de las estaciones de tren de la capital británica, basado en los propios viajeros.

A través de una serie de cámaras colocadas en los carteles publicitarios, se capturarán las imágenes de los viajeros que se enviarán a unos ordenadores para analizar parámetros como el sexo o la edad. Con esto se podrá personalizar la publicidad.

El sistema también recurre a la conexión Wi-Fi. Permitirá a los usuarios la utilización de la misma de forma gratuita siempre y cuando estén dispuestos a compartir datos que serán utilizados para refinar la publicidad que aparece en estas carteleras.

Richard Malton, director de marketing de Ocean, explica que “si usted está vendiendo un coche y delante de la pantalla hay un hombre, puede ofrecer información como el color o la potencia del motor. En cambio, si hay una mujer, es posible que le interesen más otras prestaciones como las relativas a la seguridad”.

Lo cierto es que las empresas de publicidad exterior llevan años gravitando en torno a las pantallas digitales y ha sido el sector de la cartelería el que se ha decidido a dar un paso más. Ahora se abarcan nuevos objetivos como la recolección y análisis de datos de los usuarios con la vista puesta en mejorar la publicidad que reciben los individuos.

Muchos han alzado ya la voz rescatando de sus memorias la película protagonizada por Tom Cruise en 2002, Minority Report. No hemos llegado hasta el punto del mundo que se muestra en el film ya que, por el momento, las cámaras de Ocean cuentan con una tecnología muy básica capaz de identificar factores como la edad, el sexo o el tiempo que una persona ve un determinado anuncio. Un portavoz de la compañía ha dejado claro que en ningún momento serán capaces de identificar la identidad del usuario y que no compararán sus imágenes con ningún tipo de base de datos.

Pero esta no es la única iniciativa que nos encontramos en este campo. Uno de los gigantes del sector de la publicidad exterior, JCDecaux, tiene en mente actualizar las vallas publicitarias que encontramos en el aeropuerto londinense de Heathrow para que, en función de los datos de los vuelos, los carteles cambien el idioma en el que están escritos en función de los pasajeros que vayan desembarcando.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir