líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y PublicidadImagen de la campaña "Dream Crazy" de Nike y Wieden + Kennedy

La historia de amor de Nike y Wieden + Kennedy

Wieden + Kennedy y Nike: historia de un "matrimonio" ajeno a los límites

Tanto para Nike como para Wieden + Kennedy el propósito es su particular faro a la hora de pergeñar las campañas publicitarias que alumbran al alimón.

Con «Dream Crazy», la aclamada campaña protagonizada por Colin Kaepernick, Nike dio un fuerte golpe sobre la mesa, se puso la valentía por montera y asumió riesgos que muchas otras marcas jamás hubieran osado hacer suyos.

La mirada preñada de fuerza de voluntad, convicción y melancolía que Kaepernick luce en «Dream Crazy» se prendió con fuerza al alma de no pocos estadounidenses allá por 2018.

El nombre de Kaepernick no aparecía en realidad en aquella campaña, aunque tampoco hacía falta que lo hiciera. Pocos no conocen allende los mares a un jugador que en su patria chica ha sido objeto tanto de encendidas lisonjas como de aceradísimas críticas por parte de sus compatriotas.

En septiembre de 2016 el jugador de fútbol americano se arrodilló en lugar de permanecer de pie cuando sonaba el himno estadounidense en los estadios con el último objetivo de denunciar el racismo imperante en Estados Unidos.

Su gesto fue aplaudido por algunos y vituperado por otros muchos, entre ellos el mismísimo Donald Trump, que dedicó una reprimenda pública (supurante de ira) contra Kaepernick.

Con «Dream Crazy» Nike celebraba el 30º aniversario de su celebérrimo eslogan «Just do it». «Believe in something. Even if it means that you have to sacrifice everything» era la contundente e inspiradora frase que aparecía en aquella campaña, que no tardó en apalancarse con inusitada fuerza en la cultura popular.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Aunque sobre la campaña se cernió inicialmente la sombra del boicot (algunos estadounidenses quemaron públicamente las zapatillas de Nike), la célebre fabricante estadounidense de artículos deportivos terminó demostrando con el tiempo que no se había equivocado cediendo el protagonismo a Colin Kaepernick en «Dream Crazy».

Los títulos de Nike en los mercados bursátiles, que protagonizaron un fuerte prolapso tras el lanzamiento de «Dream Crazy», terminaron emprendiendo la cuesta hacia arriba y la compañía logró dar un fuerte acelerón a sus ingresos y beneficios.

La valentía demostrada por Nike en «Dream Crazy» acabó siendo extraordinariamente rentable para la marca

Una campaña tan audaz como «Dream Crazy» no hubiera sido posible, de todos modos, si Nike no hubiera tenido a su vera a una agencia perfectamente alineada con sus propios valores. Nos referimos a Wieden + Kennedy, que ha sido la inseparable compañera de viaje de Nike casi desde sus inicios. Desde que Dan Wieden tuviera a bien sacarse de la chistera el claim «Just do it», Nike y Wieden + Kennedy han caminado juntos de la mano y han logrado encaramarse a la cima de la creatividad a nivel global.

Y aunque la relación entre Nike y Wieden+Kennedy carga ya con 39 años sobre los hombros, lo cierto es que su «matrimonio» no da síntoma alguno de desgaste. No lo hace porque tanto la marca como la agencia han sido siempre fieles a su coraje a la hora de hincar el diente a tema de naturaleza social con el último objetivo de reinventar la publicidad.

«There is no finish line» es un lema que se repite una y mil veces en la publicidad de Nike. Y su matrimonio con Nike parece regirse también por esta máxima. En la relación entre Nike y Wieden + Kennedy no hay límites, todo es posible y la publicidad se atreve a desafiar permanentemente las reglas.

Ya allá por 1995 en la campaña «If you let me play» Nike se atrevió a colocar bajo los focos a las deportistas femeninas (cuya voz era todavía por aquel entonces extraordinariamente silente).

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

2Se trata de saber adónde vas y conoce el lugar de donde vienes», decía Michael Jordan en el spot «It’s not About the shoes» estrenado en 2008.

Si no visualiza correctamente el vídeo embeddedd, haga clic aquí

Cuatro años después, en 2012, Nike volvía acaparar miradas (rebosantes de admiración) con el anuncio «Find your greatness», donde se abría paso un niño con sobrepeso corriendo en solitario por una carretera inhóspita.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Después vendrían campañas como «Breaking2» en 2017, «Dream Crazy» en 2018 y «You never do it just for yourself» en 2019. En esta última campaña Nike instaba a los atletas a ejercer de «role models» a ojos de sus fans.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Si no visualiza correctamente el vídeo embedd

Tanto para Nike como para Wieden + Kennedy, que ha sido agasajados con múltiples leones en Cannes Lions y otros certámenes publicitarios por sus campañas, el propósito es su particular faro a la hora de pergeñar las campañas que alumbran al alimón.

Nike y Wieden + Kennedy, dos empresas que han crecido juntas y que han hecho frente juntas a aciertos y a desaciertos

Wieden + Kennedy vio la luz en 1982 con Nike como único anunciante en su porfolio de clientes. Nacida originalmente en Portland, la agencia terminó pronto abriendo sucursales en Nueva York, Ámsterdam, Londres, Tokio, Delhi, São Paulo y Shanghái (gracias en buena parte a la circunstancia de tener a su vera a un cliente de calibre de Nike).

Bajo el liderazgo creativo de Wieden + Kennedy, Nike expandió su colaboración con deportistas y dejó de contemplarlos como meros clientes para otorgarles en último término el estatus de embajadores de su marca. Y a día de hoy Nike se rodea en su publicidad de los mejores atletas profesionales sobre la faz de la Tierra.

En lo extraordinariamente próspera que es la relación que une a Nike y a Wieden + Kennedy influye también el hecho de que la comunicación entre ambos partners es 100% fluida y que una y otra parte se conocen a la perfección.

La conexión entre Nike y Wieden + Kennedy es tan sólida y profunda que la agencia ni siquiera tiene que concurrir en los «pitches» convocados por el anunciante. Puede que Nike ponga proyectos puntuales en manos de otras agencias como AKQA, R/Ga y 72andSunny, pero su mano derecha sigue siendo invariablemente Wieden + Kennedy.

Nike y Wieden + Kennedy exudan esa beatífica serenidad de las que son dueñas esas parejas que llevan mucho tiempo casadas y aun así siguen observando en su compañero de cama una arrollador «sex appeal» (que no escapa tampoco a los ojos de terceros).

TGT lanza un manifiesto del queso dirigido a todos los locos por el quesoAnteriorSigueinteEl periodismo constructivo, una posible solución ante el aumento de la desconfianza hacia los medios

Noticias recomendadas