Publicidad

Salen a la luz las relaciones entre WPP y la NRA

WPP se embolsó casi 1,5 millones de dólares procedentes del lobby armamentístico NRA

A las agencias les encanta hacer gala de su compromiso social. No en vano, y a juzgar por las campañas (100% sociales) que inscriben en los festivales publicitarios, cualquiera diría que la prioridad número uno de las agencias es salvar el mundo (o al menos intentarlo).

Sin embargo, una cosa es aquello de lo que las agencias presumen y otra la realidad, que resulta siempre mucho más desagradable (y hasta execrable). Buena prueba de ello es un reciente informe del diario británico The Guardian que asegura que el holding publicitario WPP habría recibido sustanciosos pagos por parte del lobby armamentístico NRA (National Riffle Association).

De acuerdo con los datos que obran en poder de The Guardian, diferentes filiales de WPP habrían recibido desde 2007 casi 1,5 millones de dólares por parte de la Asociación Nacional del Rifle de Estados Unidos. Tales cifras parten de una valoración hecha a partir de documentos públicos.

Directamente relacionadas con el pago de esta suma aparecen las agencias de WPP Ogilvy Government Relations y Prime Policy Group (PPG).

No obstante, Ogilvy Government Relations habría dejado de colaborar con la NRA en 2009. Tampoco PPG estaría prestando actualmente sus servicios al lobby armamentístico, si bien en virtud de un contrato todavía vigente la agencia estaría recibiendo todos los meses ingresos de cuatro dígitos por parte de la NRA.

Pese a lo explosivo de las informaciones recogidas por The Guardian, WPP ha evitado pronunciarse en detalle sobre ellas. “Nuestras filiales no hacen nada con el propósito deliberado de incurrir en equívocos y se atienen siempre a las legislaciones nacionales vigentes. En Estados Unidos nuestras agencias de relaciones públicas han trabajado con representantes tanto del partido republicano como del partido demócrata y prestan sus servicios a clientes de todo el espectro político”, asegura un portavoz de WPP,.

La agencia de cabecera de la NRA es de hace ya muchos años la independiente Ackerman McQueen.

Aun así, resulta más que evidente que el informe de WPP resulta sumamente incómodo para WPP, puesto que pone inevitablemente en entredicho las campañas sociales llevadas a cabo por las agencias del holding británico (que quedan así de algún modo huérfanas de credibilidad).

Sin ir más lejos, Grey, filial de WPP, lanzó el año pasado un spot que abogaba por el endurecimiento de las leyes sobre el uso de las armas de fuego al otro lado del charco.

Y también el holding en su conjunto está involucrado en múltiples buenas causas. WPP forma parte (junto al resto de grandes grupos publicitarios) del programa de Naciones Unidos “Sustainable Development Goals” (incompatible, por descontado, con la supuesta colaboración del holding con la NRA).

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir