Tendencias

¿CÓMO DIRIGIRNOS A LOS CONSUMIDORES INMIGRANTES?

Cuando el consumidor al que siempre nos dirigimos comienza a disminuir su gasto, es hora de dirigirse a un target distinto. Los inmigrantes pueden ser ese nicho de mercado que salve a algunas marcas en esta época de crisis. Durante la presentación del EMI, Alex Pallete, director de estrategia de Lola, dio una lección de cómo dirigirse de manera acertada a este segmento de la población.

Gracias a su experiencia en Miami, Pallete es uno de los publicistas más indicados para hablar sobre este tema. Según él, “en época de crisis, el potencial del colectivo inmigrante puede ser incluso más interesante”. Pero habrá que saber dirigirse a ellos. “La mayoría de la comunicación está dirigida a los recién llegados, lo cual está dejando de tener relevancia porque la mayoría de ellos lleva años viviendo en España”, explica.

Este segmento ofrece diversas ventajas para los anunciantes. En primer lugar está la biculturalidad, que permite a los creativos jugar con dos mundos para dirigirse a una misma persona. Por otro lado, según el directivo de Lola, “son consumidores demasiado ingenuos como para no aprovecharlo; se creen más la publicidad, la siguen viendo como fuente de información”. Son, por lo tanto, consumidores más abiertos a escuchar a las marcas, no tienen una imagen preconcebida de ellas, “son más permeables y fértiles”; no hay prejuicios ni referencias, por lo tanto la predisposición hacia la confianza y la conexión es mayor.

Además, para ellos, la crisis no es una sensación nueva, están familiarizados con la inestabilidad económica, saben cómo sobrellevarla, por lo tanto, no cambian sus hábitos de consumo, sino que los refuerzan. Pallete explicó que hay que dejar de utilizar argumentos como la nostalgia, “sólo para tu raíz”, que recuerden que “eres inmigrante”, o el de la promoción+bandera. Según él, las marcas “deben apelar más a la importancia y valores como persona y no tanto como inmigrante”.

Las marcas tendrán que “pasar de que les compren porque tienen que hacerlo a que les compren porque quieren hacerlo”. Para ello primero tendrán que crear confianza en ellos tratándolos como individuos más allá de su condición de inmigrantes. Pallete subrayó también la importancia de incluirlos en las marcas y no sólo en las promociones, sorprenderlos al igual que cualquier otro consumidor y dirigirse a ellos en su lenguaje cultural.

El caso de Movistar
En la presentación del Estudio también estuvo presente Fernando Fernández de Telefónica, empresa para la cual “el colectivo inmigrante es una oportunidad de negocio”. El teléfono móvil es una necesidad básica para el extranjero (herramienta para integrarse y para seguir en contacto con los suyos en su país), lo cual se refleja en que representan dos millones para la telefónica española.

“Su gasto es mayor que el de los españoles. Son el 25% de clientes de valor. En las últimas campañas, representan el 40% de los clientes atraídos”, aseguró Fernández, y explicó que la compañía juega con la ventaja al estar presentes también en los países de origen, pudiendo hacer promociones relacionando ambos mercados. Reconoce que se está viviendo un momento difícil, pero que no lo es especialmente para los inmigrantes.

Para ellos, las claves para el éxito han sido: conocer y entender a fondo los hábitos de consumo y comportamientos de compra del colectivo, diseñar estrategias de marketing adaptadas, ser capaz de ejecutar dichas estrategias en el lenguaje y los lugares más adecuados para garantizar la conexión con el colectivo.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir