Tendencias

¿CÓMO MEDIR LAS REDES SOCIALES?

El marketing social es una práctica destinada a influenciar los comportamientos de la gente, no para beneficiar al mercado, sino a la sociedad en general. Impulsa a consumidores y marcas a compartir valores. Forja una comunicación interactiva entre ambos agentes. Así es como define esta práctica desde un artículo de Marketing Profs. En él se cuenta como las redes sociales se han convertido en el vehículo perfecto para crear estos vínculos y sobre todo, como medir su eficacia.

Dentro de la categoría de redes sociales se engloban MySpace, Facebook y comunidades semejantes, blogs, vídeos virales y otras herramientas que sirven a las compañías para construirse, gracias en parte, al feedback que permiten a los usuarios. Mientras las webs oficiales informan de manera unidireccional, estos instrumentos favorecen las relaciones.

Tampoco es cuestión de que los anunciantes piensen que invertir en redes sociales es un sustituto rentable de cualquier otro canal. Cada medio tiene sus ventajas y desventajas propias. Un buen plan de marketing debe dividir su presupuesto entre el universo virtual y los medios convencionales, apostando por las estrategias multicanal.

Pero, ¿Cómo comprobar que el behavioral targeting funciona? Lo primero es determinar cuales son los objetivos que se persiguen. Después decidir qué modelo determinará la eficacia de las métricas. Desde Marketing Profs se propone que se pongan a prueba desde la óptica de las relaciones públicas. Ambas disciplinas tienen como finalidad medir la calidad de las relaciones entre empresas y clientes, fomentarlas y mejorarlas. Los tres puntos sometidos a tela de juicio han de ser el rendimiento, los resultados y los resultados de negocio.

El rendimiento mide efectividad y eficiencia. El número de posts relacionados con la compañía, líderes de opinión de determinadas comunidades que han hecho comentarios o cuanta gente se ha sumado a una discusión en un blog sobre el tema pueden ser algunos de los indicadores.

Los resultados son el paso de las redes sociales a otras formas comunicativas. Por ejemplo, se puede ver cuántas veces aparece en prensa un producto, gracias a que con anterioridad fuese un tema candente en la red.

Los resultados de negocio son el objetivo de negocio. Es decir, que ese producto del que se discutía en la red y que posteriormente pasó a prensa, tenga un buen posicionamiento de mercado y sobre todo, que se venda.

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir