Tendencias

¿Está agotado el actual modelo de propiedad intelectual?

El actual modelo de propiedad intelectual no responde a los desafíos de futuro y por eso podrían quedarle los días contados. Así lo aseguró Reto Hilty, director del Instituto Max Planck de Propiedad Intelectual, en un congreso de internet celebrado la semana pasada en Berlín.

“Un sistema de protección intelectual que no beneficia a aquellos a los que va dirigido no tiene futuro”, desatacó Hilty. Tal y como lo conocemos hoy, el derecho de propiedad intelectual “no tiene ya validez” y podría ser arriesgado para las siguientes generaciones. Ahora lo que toca, subrayó el experto, es iniciar el largo y pedregoso camino que supone poner al día la actual legislación en materia de propiedad intelectual para adaptarla de una vez por todas a la era digital.

El sistema de propiedad intelectual imperante hoy por hoy en el viejo continente es un “un modelo que echa sus raíces en el siglo XIX”, apuntó Hilty. Se basa en el “autoengaño” de que los autores deben ceder a otros la explotación de sus propios derechos de propiedad intelectual para protegerlos así de los legisladores. En cambio, el concepto anglosajón de copyright es “más honesto”, puesto desde un principio se pone el foco en la explotación de los derechos de propiedad intelectual. Pero aun valiéndonos de este modelo, resulta dudoso que éste se traduzca en producción de más cultura y en satisfacción de la demanda bajo el dominio de las modernas tecnologías de la comunicación, dijo Hilty.

En opinión de Hilty, el derecho de la propiedad intelectual no puede dar lugar a que internet sea infravalorada como medio de difusión de la cultura, sólo porque los autores se opongan a ello. A corto plazo, es importante restablecer la competencia, según el experto. Las editoriales y las compañías discográficas abusan actualmente de sus derechos de propiedad intelectual para rechazar las nuevas tecnologías. Y haciendo valer sus derechos, consiguen, eso sí, “jugosos beneficios”.

Hilty apuesta por la introducción de licencias obligatorias para la reproducción de bienes intelectuales. De esta manera, competidores como Google tendría que pagar necesariamente un “impuesto conforme al mercado” y podrían así distribuir de manera legal productos protegidos por las leyes de propiedad intelectual. Estas licencias e impuestos impulsarían, de acuerdo con el experto, una “competencia del precio y la calidad” en la nueva era digital, concluyó Hilty.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir