Tendencias

¿Huir de la marca para crear imagen de marca? Le mostramos la estrategia de moda en varios ejemplos

Cuando el mundo del diseño gráfico y la creatividad se une con la publicidad pueden ocurrir cosas maravillosas. Pero algo que hace unos años era increíblemente innovador y "bonito" a ojos generales, puede parecer ahora hortera y feo, como los pendientes de frutas y los cardados de los ochenta.

Cada época se caracteriza por un estilo concreto y en el mundo de los logos de marca ocurre exactamente lo mismo. Desde hace unos años se está generalizando una corriente que aboga por un estilo más sencillo, limpio y prácticamente carente del nombre de la propia marca.

Hace unos años se buscaba el exceso y logos recargados que mostrasen la marca “cuanto más grande, mejor”, pero esos tiempos han pasado y la pureza y limpieza de diseño imperan ahora en la estética predominante.

Un ejemplo de este cambio es la campaña de Coca-Cola en la que la marca se deshizo de su logo en las botellas para cambiarlo por nombres corrientes o el último spot de Apple, en el cual no se dice la marca hasta el final del anuncio.

A este fenómeno se le ha llamado “debranding” (“desmarquización”), es decir, la búsqueda de huir de la marca, para dar a la empresa mayor libertad y conectar con los consumidores de manera más directa.

De todos modos no todas las marcas se pueden permitir separarse de su logo y seguir llegando a las personas, sólo marcas con identidad visual corporativa muy fuerte y reconocida pueden seguir manteniendo su identidad aun despojándose de su logo, de su seña de identidad.

Te recomendamos

A3

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir