Tendencias

¿Por qué el marketing no puede cambiar por sí solo la percepción negativa sobre una marca?

Las percepciones de marca son creadas mucho más a menudo por las experiencias del producto o servicio ofertado por las empresas al cliente que por las acciones de comunicación y marketing.

La comunicación y el marketing son mucho más efectivos a la hora de dar a conocer una marca que a la hora de crear o cambiar percepciones de marca. Esto no quiere decir que estas dos disciplinas no puedan utilizarse para ayudar a cambiar percepciones de marca, pero no pueden en todo caso utilizarse de manera aislada y obviando las experiencias que un determinado producto o servicio han generado previamente en el consumidor, apunta Brad VanAuken en Branding Strategy Insider.

Por lo tanto, cuando la percepción de una marca es negativa, es necesario aplicar un cambio y dicho cambio debe incluir uno o más de los siguientes aspectos:

- Estrategia competitiva.
- Modelo de negocio.
- Integración vertical u horizontal.
- Horas.
- Estrategia de precios.
- Estrategia de distribución.
- Características, funciones y estilo del producto.
- Agrupación o desagrupación de los productos o servicios.
- Personalización del producto o servicio.
- Comodidades para el cliente.
- Servicio al cliente.
- Soporte técnico.
- Cultura interna.
- Criterios de contratación de empleados.
- Formación de empleados.
- Métricas de eficiencia.
- Medidas comunes.
- Procedimientos y sistemas internos.
- Inversiones de capital.

La transformación de las percepciones negativas en percepciones positivas de marca requiere el compromiso y la acción conjunta de toda la cúpula directiva de la marca. Y es que el reposicionamiento de una marca es más que una simple acción de marketing. Va más allá del marketing y la comunicación y requiere cambios reales en los productos y servicios ofertados por la marca.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir