Tendencias

¿Quién dijo que las ideas creativas que acaban en el cajón no se pueden rescatar?

¿Cómo se pueden comercializar todas las ideas y conceptos creados en origen para presentaciones en concursos publicitarios pero que al final acaba en un cajón? ¿Cómo se puede aprovechar este conocimiento a menudo tan laboriosamente desarrollado? ¿Y cómo encuentran los "marketeros" (desde el lado de los clientes) a las agencias que traen ya conocimiento del sector? Boris Dolkhani parece haber encontrado solución a todas estas preguntas: el exfundador y jefe creativo de la agencia muniquesa Feuer Kommunikation ha creado la plataforma Unseenideas.com, que hasta ahora hace accesibles a otros posibles interesados muchos trabajos, conceptos, ideas o campañas que aún no han sido publicados, informa W&V.

Ha durado seis meses terminar la programación y encontrar a los inversores necesarios para el proyecto. Un filme de animación aclara cómo funciona la plataforma, que en un futuro estará abierta también para otros ámbitos creativos como arquitectura, diseño industrial o literatura.

Los primeros trabajos y testimonios deben animar a las agencias a publicar ya contenido. Finalmente, el concepto solamente prospera si cooperan las suficientes agencias. La plataforma, que será gratuita durante los próximos seis meses, se financiará mediante un modelo de suscripción (se entiende que, primeramente, como transmisor de contactos). Lo que salga de ahí les compete únicamente a los participantes. Próximamente, las agencias pondrán a disposición de todos las primeras informaciones, como “aperitivo”, sobre sus proyectos y soluciones creativas. Dolkhani calma a los críticos diciendo que las ideas mostradas no son sólo bellezas en bikini: él sabe que su plataforma polariza. Pero si las agencias y los publicitarios comienzan a publicar cosas “enlatadas”, Dolkhani se declara fuera del asunto.

Los jefes de las agencias, sin embargo, temen robos de ideas, y también Michael Koch, jefe creativo en GKK Dialog Group en Fráncfort. “Debido a que nosotros sólo participamos en lanzamientos pagados, y aunque el trabajo no se publica, sí que tenemos propiedad intelectual respecto de dicho trabajo y eso se paga”. También Frank Merkel, presidente de la agencia B-to-B Wob, es escéptico: “El uso para las agencias está muy bien, pero en la realidad llevará a más robos de ideas”.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir