Tendencias

¿SALVARÁ EL MARKETING AL SECTOR INMOBILIARIO?

Ya no se venden casas y la crisis económica afecta tanto al ciudadano de a pie como al sector inmobiliario, que se ha visto obligado a reducir su presupuesto de marketing a la par que a confiar en él para salvarse en este período de ajetreo.

¿Y cuál es el mejor reclamo que el marketing inmobiliario puede ofrecer? Pues un descuento en el precio de las viviendas. Metrovacesa lo probó en varias comunidades autónomas con resultados más que positivos. Para que sea rentable, desde la empresa indican que estas promociones sólo se hacen de manera localizada y en habitáculos con características determinadas.

La inestabilidad económica está afectando, como sucede en todos los sectores, a los pequeños promotores, pero pronto se hará sentir en los grandes. Se calcula que los presupuestos para publicidad y marketing podrían reducirse hastíen un 40% en algunos casos. Las líneas que seguirán las campañas se centrarán bien en el producto, es decir, en enunciar las ventajas de las viviendas en stock, o en reforzar la imagen corporativa de las promotoras. Ésta se encuentra bastante devaluada por causa de la explotación.

Diferentes estrategias proponen las constructoras con un único fin: reflotar el sector inmobiliario. Aunque parece que en algo sí se ponen de acuerdo, en la elección del canal. Las inmobiliarias hacen lo que otros segmentos del mercado no se atreven, apostar por la red. Según el Interactive Advertising Bureau de momento la inversión sólo supone un 2% del total, pero la tendencia es al alza.

Metrovacesa de momento espera invertir el 60% de su presupuesto en internet a través de la creación de una web corporativa, del aumento de su presencia en otros portales inmobiliarios y de una mejora sus posiciones en los buscadores.

Pero antes de tomar medidas de este tipo necesitan redefinirse desde la base buscando nuevos targets más seguros. Otros centran su éxito en la búsqueda de nuevos servicios post-venta que les diferencien de sus competidores, como redecoración, mudanza o vigilancia.

Estrategias de co-branding y co-marketing están muy en esta línea. Lanzar campañas conjuntas con marcas de electrodomésticos y muebles puede ser una alternativa satisfactoria.

Es interesante también el modo de tratar al cliente. La fidelización será una apuesta para este 2008 para muchas de las promotoras. La clave será establecer relaciones personales y especiales con cada cliente, es decir, usar el marketing relacional en todo su potencial.

Por último, para mejorar su imagen y alejar al mundo inmobiliario del halo especulativo, acudiendo al concepto de desarrollo sostenible. Urbanizaciones con zonas verdes y respetuosas con el medio ambiente y el turismo como fuente de empelo directa serán algunos de los argumentos con los que pretenden alejar el mercado inmobiliario de la crisis.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir