Tendencias

Las 10 señas de identidad de los logos graduados "cum laude"

logosLos logotipos son el rostro de las marcas. Son algo así como el apretón de manos que las marcas darían al consumidor si fueran seres de carne y hueso.

Diseñar un logo (o rediseñarlo) es una tarea sumamente importante que no conviene tomarse a la ligera y que demanda por parte de las marcas (y de los diseñadores) mucha sangre, mucho sudor y muchas lágrimas.

Logos hay muchos, pero los logotipos dignos de matrícula de honor se distinguen por las características que disecciona a continuación Re:Design:

1. Son simples
Si quieren ser 100% eficaces, los logos están obligados a enarbolar la bandera de la sencillez y la simplicidad. Un logotipo debería estar siempre enemistado con la complejidad.

2. Son únicos y memorables
Los logos que se parecen demasiado a otros logotipos están condenados a evaporarse en la memoria del consumidor.

3. No son “trendy”
Es importante que los logos sean actuales, pero una cosa es ser actual y otra “trendy”. Las tendencias van y vienen y si un logo está excesivamente arraigado a las modas del momento, corre el peligro de quedarse anticuado demasiado rápido.

4. Están en línea con la personalidad de las marcas
De nada sirve que un logotipo sea sumamente atractivo y llamativo si su personalidad tiene después poco a nada que ver con la de la marca a la que representa.

5. Son “cross-media”
Y como tales, funcionan excepcionalmente bien tanto tanto offline como online. Un buen logotipo debe ser todoterreno y ser capaz de adaptarse a todos los soportes.

6. Funcionan igual de bien en todos los tamaños
Un logotipo hace acto de presencia en centenares de lugares (tanto grandes como pequeños) y debe estar preparado para lucir igual de bien en todos los tamaños.

7. Son igual de eficaces en formato policromático que en formato monocromático
En ocasiones un logo, diseñado a priori en varios colores, se ve obligado a vestirse con un “traje” monocromático y, cuando así lo hace, debe ser igual de efectivo que cuando se enfunda su habitual “vestido” policromático.

8. Son fáciles de utilizar
Si un logotipo presenta demasiados problemas a la hora de ser utilizado (debido a su complejidad), es que hay que darle (obligatoriamente) una vuelta de tuerca.

9. Son atractivos para el gran público
Los logotipos deben aspirar a gustar al mayor número posible de gente. No deben poner el foco en las minorías.

10. Están en consonancia con el branding de las marcas
Y no lo hacen trizas en su afán por imponer sus propias reglas.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir