Tendencias

10 síntomas de que es un "mártir del trabajo" (o workaholic de tomo y lomo)

10 síntomas de que es un "mártir del trabajo" (o workaholic de tomo y lomo)Estar permanentemente ocupado (en temas de índole profesional por supuesto) es un modo de vida para muchas personas, que llegan a extremo de no disfrutar de sus días de vacaciones para dar cuenta al mundo de lo entregadísimos que están a su profesión y también para lidiar con listas de tareas que parecen no tener fin (y que crecen y crecen por momentos).

La presión por mostrarse competitivos en el universo laboral (donde vuelan lamentablemente los puñales) hace que muchos profesionales deseen fervientemente que sus jefes los contemplen como una suerte de “mártires del trabajo”.

Un “mártir del trabajo”, una figura desafortunadamente cada vez más común en el ámbito laboral, es todo aquel que siente vergüenza de dedicar tiempo a actividades ajenas al trabajo y que se deja, por ende, la piel en la oficina por temor a convertirse en prescindible.

Los “mártires del trabajo” están permanente agobiados por el trabajo, pero su permanente angustia laboral es para ellos, ironías de la vida, motivo de orgullo.

A los “mártires del trabajo” (o workaholics elevados a la máxima potencia) se les distingue por las señas de identidad que desmenuza a continuación Inc.:

1. Responden a los emails que aterrizan en su bandeja de entrada tan pronto como llegan a sus ojos, independientemente de la hora del día, el día de la semana o la urgencia del mensaje.

2. Si reciben por parte de sus superiores un “feedback” que no es del todo positivo, su estado de ánimo queda alterado de manera severa durante el resto del día.

3. Acostumbran a comer delante del ordenador casi todos los días.

4. No faltan jamás al trabajo, tampoco cuando están enfermos.

5. Creen que son el “pegamento” que une a todos y cada uno de los miembros que forman parte de su equipo.

6. Se quejan ante cualquiera que esté dispuesto a escucharlos de sus larguísimas jornadas laborales y de la sobrecarga de trabajo que padecen.

7. Juzgan en silencio (para mal) a todos aquellos que salen a su hora de la oficina y se toman días libres por problemas familiares.

8. No pueden recordar la última vez que pasaron un fin de semana o unas vacaciones lejos del ordenador o del teléfono móvil.

9. Quieren hacer todo por sí mismos porque no confían en que los demás estén a la altura de la calidad de su propio trabajo.

10. En los eventos sociales el trabajo es su único tema de conversación. Al fin y al cabo, es su prioridad número uno en la vida.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir