Tendencias

15 divertidas confesiones de diseñadores gráficos (muy "pecadores")

diseñadores gráficosPor mucho que lo nieguen, todos los diseñadores gráficos (también los aparentemente más respetuosos con el credo de esa “religión” llamada diseño gráfico) son culpables de algún que otro “pecadillo”.

Los diseñadores gráficos no dejan de ser humanos y, como tales, el pecado está en su ADN. Pecar no tiene en realidad nada de malo. Lo que sí es malo es que uno cierre a cal y canto los pecados que hay en lo más hondo de su alma.

Algunos diseñadores son afortunadamente conscientes de que no tiene sentido ocultar al mundo su naturaleza pecadora y no se muerden la lengua a la hora de poner voz a sus confesiones más ocultas.

Con esta idea en mente, Creative Market recopila a continuación los pecados más vergonzosos (y divertidos) de los que tiene a bien desenvolverse en el universo del diseño gráfico.

1. Siempre digo en alto los nombres de las fuentes tipográficas con las que me topo.

1

2. Sigo sin ser capaz de ver la flecha en el logo de FedEx.

2

3. En realidad odio el diseño plano.

3

4. No tengo un MAC.

4

5. Lo cierto es no puedo distinguir los colores.

5

6. El proyecto llegó a imprenta con un error tipográfico (y no se lo dije nunca al cliente).

6

7. La verdad es que siempre pensé que el famoso vestido era de color blanco y dorado.

7

8. En los 90 tuve el atrevimiento de utilizar la fuente Comic Sans.

8

9. A veces echo realmente de menos la tecnología Flash.

9

10. Cogí esa imagen que ves de Google.

10

11. No tengo ni idea de cómo usar la herramienta “pen tool” de PhotoShop.

11

12. Una vez me hice un tatuaje en fuente Helvética.

12

13. Casi nunca me preocupo del “kerning” (espacio entre caracteres) en la tipografía.

13

14. Utilicé la fuente Helvética en un logo (otra vez).

14

14. Usé la opción de “autotrazado” en Illustrator.

15

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir